HARRY POTTER Y LOS PERSONAJES IRRITANTES por Christian_Nava

Portada de HARRY POTTER Y LA CÁMARA SECRETA

Lo bueno:
J.K. Rowling mejoró notablemente su habilidad para urdir una trama sin desperdicios en este libro. Al haber hecho el trabajo pesado de crear un mundo complejo, mágico y verosímil a la vez, en la entrega anterior de la saga, esta novela le permite concentrarse en la trama y todo lo que esta conlleva. «La cámara secreta» se lee rápido y enmascara muy bien todo el setup que hace para las historias subsecuentes (en especial para «Harry Potter y el misterio del príncipe»).
Lo malo:
La trama tarda un poco en arrancar. Harry pasa mucho tiempo con los Dursley al principio de la novela y la incorporación de Dobby, más toda la secuencia del coche volador, no ayudan mucho tampoco. Por otra parte, no se puede obviar algunas coincidencias importantes que debilitan la trama, como, por ejemplo, el que el trío de protagonistas se encontraran en el lugar correcto cuando se revela el peligro inminente de la cámara secreta. Asimismo, en lugar de una investigación activa y personajes que hacen que la trama progrese, esta entrega de la saga sufre de un Harry pasivo al que, más bien, le suceden cosas.
Lo cierto:
«La cámara secreta» es, para muchos, la oveja negra de la franquicia de Harry Potter. Aunque no sé si la llamaría así, es innegable que es la más débil de todas las historias del niño hechicero (escritas por Rowling). Sin embargo, es entretenida y necesaria. Tiene uno que otro bache menor, como la fiesta de Nick Casi Decapitado, y un exceso de personajes irritantes (Dobby, los Dursley, Lockhart y Myrtle la Llorona) que la hacen engorrosa con frecuencia. Aún así, el veredicto no cambia… ¡La recomiendo!

Escrita hace 3 años · 0 votos · @Christian_Nava le ha puesto un 8 ·

Comentarios