LA FAMA PRECEDE AL LIBRO Y NO EXAGERA por Minaith

Portada de CONFESIONES DE UNA MÁSCARA

Interesantísimo libro sobre los orígenes personales de Mishima, que hace muy buena pareja con "El color prohibido". A los 24 años presenta una novela bien escrita y estructurada en la que narra con elegancia y una impúdica honestidad los avatares de su adolescencia, referidos sólo al tema de la homosexualidad. Es divertido señalar que fue un éxito de ventas en Japón: la recatada y estricta sociedad no podría encontrar libro más escandaloso, y eso que no está escrito para provocar.

Tiene un desenfadado tono, incluso detalles hilarantes. No hay apenas divagación ni los pensamientos filosóficos que salpican las obras del Mishima futuro. Aunque no lo sea strictu sensu, "Confesiones de una máscara" es un diario, un exorcismo personal y un grandísimo paso. Marca el fin de una etapa, el coger aire y mirar al frente y alcanzar con claridad zen la certeza de lo que quiere hacer con su vida.

Escrita hace 11 años · 4.3 puntos con 3 votos · @Minaith le ha puesto un 8 ·

Comentarios

@BriGid hace 9 años

He leido dos ejemplares de este escritor ( La perla y El color prohibido ) que no me acaba de convencer por completo todavia, ya que en cambio con Murakami en el primer ejemplar que leí ya me cautivó de lleno. Tal vez insista y no tire la toalla pero a saber, no me gusta dar tantas oportunidades a un mismo escritor cuando hay tanto por leer y tantos otros escritores orientales.

@Minaith hace 9 años

"El marino que perdió la gracia del mar" quizá es el más adecuado como introducción a Mishima. Aparte de la mera cuestión de gustos y ya que citas a Murakami, hay un hecho casi consumado: antes de Tolkien se lee (o disfruta) a Tracy Hickman y Margaret Weis, y a John Le Carré antes que a Proust y Nabokov.

@BriGid hace 9 años

Vaya, eso no lo sabia, con Tolkien me adelanté porque no he tenido ocasión de dar con ningún ejemplar de Tracy Hickman ni Margaret Weis y lo he intentado, palabrita. Ya de Le Carré no leí nada ni de los dos restantes, pero lo tendré en cuenta ya que de Nabokov tal vez me ponga en breve con él.