MEMORIAS DE UN LOCO por Shorby

Portada de MEMORIAS DE UN LOCO

Primer libro que leo de este autor clásico tan mítico… y no ha sido su Madame.
Para variar, yo a contracorriente.

Sin embargo creo que es una lectura bastante interesante, pues tenemos un relato autobiográfico, escrito con diecisiete años a comienzos del siglo XIX.
Es decir, que tenemos un conjunto de pensamientos y sentimientos de Flaubert en plena edad del pavo.

Contado en primera persona, el autor nos mezcla realidad y ensoñaciones en cuanto a sus recuerdos se refiere, así que hay muchas veces que resulta complicado saber qué es autobiográfico y qué no.
Nos habla de la vida cotidiana de 1838, de lo marcadas que estaban las jerarquías sociales de entonces, de lo que pensaba y quería hacer el narrador (pertenecer a una clase alta, con sus lujos, su mujer florero al lado, etc.). Pero sobretodo nos habla de amor y desamor, recordemos la edad a la que lo escribió y la rebeldía que generalmente la caracteriza.

A veces da la sensación de que leamos un diario, pues somos partícipes de sus pensamientos al dedillo, donde se entremezcla todo, unas veces con cierto orden y otras con ninguno… Tenemos a un Flaubert e ocasiones obstinado, que arremete contra religión, política, sociedad o libertad, sin dejar títere con cabeza, ojo. Pero también es un Flaubert que sufre las primeras experiencias sexuales, más lamentables que alegres, aunque no dejan de estar dentro de lo que le pueda pasar a cualquiera.

Si es cierto que en alguna parte de sus cavilaciones y pensamientos me he perdido, lo tengo que decir, pero en general me ha gustado y me ha parecido una lectura, como decía al principio, muy interesante, tanto para conocer al autor en sí, como su forma de escribir.

Lo recomiendo, claro, además se lee en un ratito.

Escrita hace 5 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios