AGOTADORA por bimm

Portada de PÍDEME LO QUE QUIERAS

Debo reconocer que el primer cuarto del libro se me hizo insufrible: me fastidiaron los personajes, me desagradaron las situaciones, más que nada por como los personajes se comportaban ante estas situaciones, además, todo tan reiterativo que me aburrí a tal punto que casi lo abandono. Sin embargo, decidí darle una última oportunidad y la cosa mejoró un poco, sobre todo porque hay que reconocerle a la autora la introducción de un tema no tan tratado en la literatura erótica como es el voyerismo y, dentro de todo, en ese contexto, la pareja protagonista evolucionó bien.

Donde definitivamente esta pareja no prosperó bien fue en lo emocional; realmente terminé agotada entre tanta pelea, tanto malentendido, tanto mal rollo y mal humor. De Megan Maxwell había leído dos o tres novelas chick lit que me gustaron y cumplieron su objetivo de entretener, pero ésta… uufffff, era una secuencia pelea, reconciliación, sexo, pelea, reconciliación, sexo, pelea, reconciliación, sexo…

La novela tampoco gana tanto por la parte erótica. Al menos a mí me pasa que, cuando no hay un buen uso de recursos narrativos y las descripciones son tan explícitas y con un lenguaje tan directo, el libro pierde esa esencia sugerente que logra estremecer hasta con las descripciones más simples.

Pero bueno, Megan Maxwell deja la historia inconclusa en lo que es probablemente el único punto alto de la novela y mi yo masoquista quedó intrigado por saber cómo continuará.

Escrita hace 5 años · 0 votos · @bimm le ha puesto un 4 ·

Comentarios