EL RUMOR DE LA NADA por Hamlet

Portada de EL RUMOR DEL OLEAJE

Esta es una sensación que no he podido quitarme durante toda la lectura de este libro: que no se me estaba contando nada especial ni relevante. Cierto que es una novela bien escrita, con algún pasaje ciertamente poético y bello, con otro incluso atrevido, pero poco más. Sus personajes son simples y en extremo sencillos, al igual que su insulsa historia. De acuerdo, sé que hay quien defendera que son seres primigenios, sencillos y puros como la naturaleza que los envuelve, y que eso era lo que Mishima pretendía, pero a mi parecer muy poco interesantes. La evolución de su historia me ha parecido languida y desapasionada como ellos, sin un atisbo de arrebato ni intriga por el devenir de su destino. En resumen, una novela que uno puede disfrutar a nivel estético si se deja arrullar por su lenguaje, por su tono bucólico pero que defraudará a todos aquellos que esperen algo más, que esperen asistir a una historia de amor original o al menos conmovedora, pues poca emoción despierta, al menos en mí no lo ha hecho esta historia del maestro japonés. Un saludo y grácias por la atención.

Escrita hace 11 años · 3 puntos con 4 votos · @Hamlet le ha puesto un 6 ·

Comentarios