UNA MUJER VA AL MÉDICO por Shorby

Portada de UNA MUJER VA AL MÉDICO

(Reeeepito comentario, con una reseña del blog)

La novela comienza con un fragmento de una canción de los Beatles (qué grandes eran): “Yesterday/ all my troubles seemed so far away” (Ayer/ todos mis problemas parecían tan lejanos). No puedo estar más de acuerdo con estas palabras, que después dan paso al principio de la historia.

Ray Kluun habla del cáncer, pero no nos deja una historia empalagosa de telefilm de Antena3-domingo-por-la-tarde, sino que narra su experiencia personal de manera tan clara y directa que te golpea en la cara.
Transcurre en Holanda y nos relata los últimos años de la vida de su mujer Judith –en la novela, Carmen-; sin embargo Stan –el co-protagonista de la novela- no es el marido ejemplar que bebe los vientos por su mujer mientras ésta se haya en su lecho de muerte.
Por partes.

Tenemos a Stan, un hombre treintañero y extremadamente inmaduro, que se autodefine “infiel por naturaleza” y se pasa el libro cepillándose a toda cosa que ande y tenga vagina.
Por otro lado está Carmen, una mujer atractiva e inteligente, de treinta y cinco años, madre de una niña encantadora de tres: Luna –Eva en la vida real-… y portadora de un cáncer de mama.
Sus vidas dan un giro completo al enterarse de la enfermedad que consume a Carmen; ella saca fuerzas de donde no las tiene, sobretodo por su hija, a la que dedica conmovedoras palabras. A su vez su marido se entretiene “enamorándose” de otra mujer.

Confieso que había momentos en los que me hervía la sangre y quería golpear a este hombre, aunque según avanza la novela, acabas entendiendo a todos los personajes, sus sentimientos y formas de actuar dependiendo de sus debilidades en cada momento (eso sí, otra cosa es compartirlo, a mí me sigue pareciendo un cabrón).

Tengo que decir que no me esperaba en absoluto que el libro fuese así, no he llorado más en mi vida leyendo una novela. Pero me ha encantado, la historia es humana, brutalmente desgarradora y realista. Y polémica, mucho.
Escrita con un lenguaje directo y sin tapujos, Kluun nos narra una –casi- autobiografía que nos mantiene con un nudo en la garganta durante la mitad de su lectura.
La novela se ha convertido en un best-seller (y eso que yo no soy mucho de best-sellers en general… no me terminan de gustar), siendo traducida a veinticuatro idiomas.

En la contraportada: “Sea lo que sea lo que penséis de mí, ésta es mi historia, un crudo relato sobre el amor”. Ray Kluun.

Escrita hace 5 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 9 ·

Comentarios