EL AMANTE LIBERAL por Shorby

Portada de EL AMANTE LIBERAL

Debo reconocer que este autor me da cierta pereza. No por nada especial, ni por ser clásico, ni nada de eso, sino que hay autores que sin razón me dan pereza, rarezas, y este hombre es uno de ellos (con Reverte también me pasa y oye, Alatriste fue un descubrimiento).
El caso es que cuando leí el Quijote en su día casi muero en el intento (abro paraguas, que imagino lloverá alguna piedra) y fue por una iniciativa de la amiga Carmen por lo que decidí animarme a conocer algo más de su obra.

Tenemos una historia ambientada en Turquía, cuyos personajes –algunos- son sicilianos.
Por otro lado, tenemos a dos enamorados, Leonisa y Ricardo, caídos en cautividad y separados en medio de una tormenta, que nos da el momento trágico cuando sabemos que la nave en la que iba la chica naufraga, dándola él después por muerta. Todo esto por boca de Ricardo, que se lo cuenta al virrey Mahamut… al que más tarde quieren vender una esclava preciosísima de la muerte que no es otra que Leonisa (a la que Cervantes describe como el canon de belleza renacentista).
Drama.
Así, esta pobrecilla acaba pasando por más manos de las que da tiempo a contar; y es que todos la quieren… normal, es una monada.

Así, avanzamos por una trama en la que pasa absolutamente de todo apenas sin dar respiro, tanto al lector, como a los dos amantes. Hay batallas navales de por medio, tengamos en cuenta que estamos con los turcos en pleno apogeo, cristianos que hacen de intermediarios entre sus amos, misiones a escondidas, cotilleos varios, raptos, acuerdos –o no-entre Cadí y Sultán, amores, desamores, e incluso cierta sátira a los devaneos homosexuales de los árabes.
Lo dicho, drama.

La verdad es que me ha gustado mucho, sobretodo porque no había leído nada ambientado en esta época. Tampoco había leído novela bizantina como tal, sí de aventuras –digamos- al uso, pero lo dicho, ha sido una sorpresa.

Sí es cierto que uno de los temas a los que el autor recurre es al de amores cruzados o enfrentados, dándonos personajes de peso en general y de mucha fuerza en la novela en cuestión, aunque se trate de personajes más secundarios o menos importantes. Aquí, aunque somos partícipes de esto mismo, se da más importancia a los hechos históricos, dándole ese toque de novela de aventuras, por otro lado bastante más dinámica de lo que me esperaba.

Una novelita muy entretenida que recomiendo, pues se lee en dos tardes y como digo, me ha parecido muy diferente a lo que suelo leer… pero eso sí, sobretodo para saber que hay más Cervantes después del Quijote.

Escrita hace 5 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 5 ·

Comentarios