HONDURA A GUSTO DEL CONSUMIDOR por Hamlet

Portada de EL NOMBRE DE LA ROSA

Disto mucho de la opinión de que esta sea una novela sencilla o de las más sencillas de leer de Umberto Eco. Si es cierto que una novela que se lee relativamente bien pero eso no significa que sea de fácil y completa comprensión, ya que abunda en latinismos (pasados por alto por la inmensa mayoría) y sus referencias culturales y filosóficas son casi infinitas. Lo que vengo a decir es que es una novela practicamente insondable en sí, que se adapta al conocimiento e interés de quien la lee. Muchos seran los que tan sólo vean en ella una novela detectivesca, lo cual tampoco esta mal porque como novela de intriga tiene una altísima calidad, pero hay mucho más, sin duda. Por poner un ejemplo, el personaje de Guillermo de Baskerville es un personaje complejo, con multiples influencies, como evidencia ya su mismo nombre. Por un lado su apellido, Baskerville, hace referencia a su carácter detectivesco homenajeando a la obra más conocida del sabueso de Baker Street, Sherlock Holmes, y por el otro lado su nombre, Guillermo, alude al más reconocido filósofo escolástico de la Edad Media Guillermo de Ockham. Y esto no es un mero juego establecido por Eco, sino que el personaje de Guillermo de Baskerville no solo reproduce aspectos de la vida de Ockham sino también de su pensamiento. De hecho al inicio del libro Guillermo, ante un asombrado Adso, realiza una reflexión que le lleva a determinar con acierto como se llama el caballo que los monjes buscan al inició de la novela (Brunello si no recuerdo mal) y lo hace utilizando el método nominalista de deducción y el famosísimo principio de la navaja de Ockham en sus razonamientos. En resumen que es un libro de profundas e insondables resonancias. Depende de nosotros de poner bien la oreja y captar, o no, todos sus multiples ecos.

Escrita hace 11 años · 4.3 puntos con 9 votos · @Hamlet le ha puesto un 10 ·

Comentarios