LOS GIRASOLES CIEGOS por Shorby

Portada de LOS GIRASOLES CIEGOS

Hoy, el Premio Nacional de Narrativa 2005.
El premio se le concedió al autor tras su muerte, casi un año después de la publicación de esta, su primera novela.

Tenemos una novela impactante y conmovedora, plagada de simbolismos, ambientada en la Guerra Civil Española y contada a lo largo de cuatro derrotas.

En la primera, titulada “Si el corazón pensara, dejaría de latir”, estamos en 1939. Conocemos a Carlos Alegría, un militar que se rinde a los republicanos porque sabía que estos iban a rendirse a su bando, el franquista. Pero no le sale como espera.

En la segunda, nos situamos en 1940 bajo el título “Manuscrito encontrado en el olvido”. Contado en forma de diario, un joven poeta nos hace partícipes de su huída a Francia, de cómo queda atrapado en las montañas junto al cadáver de su mujer, fallecida en el parto… tras el cual debe cuidar al bebé sin medios de ningún tipo.

En la tercera estamos en 1941, titulada “El idioma de los muertos”. Nos encontramos en un cárcel franquista, donde conocemos a Juan Serna, entre otros prisioneros, y asistimos a la vida en las galerías, los que se encuentran ahí, los que van y no vuelven, los que vienen de vuelta torturados o no…

En la cuarta, en 1942, tenemos la historia que da nombre a la novela: “Los girasoles ciegos”.
Contada a tres voces diferentes, tenemos a Ricardo, un republicano que vive escondido en el armario de su casa, haciendo su vida lo más normal posible, teniendo en cuenta que todos lo dan por muerto, salvo su mujer y su hijo, que tratan de convivir y sacar las castañas del fuego con la mayor discreción posible.

Es una novela sobre derrotas, todas ellas amplias y diferentes, pero igualmente sobrecogedoras, que poco a poco van enlazándose, aunque aparentemente no tengan nada que ver entre sí, salvo la situación política en la que se encuentran los personajes.
Historias reales de la posguerra, que son susurradas al lector, que deben saberse por duras y crudas que sean.

Me ha encantado, es fascinante cómo está escrito y contado todo, la sutileza con la que se une todo, teniendo al lector con el corazón en un puño y un nudo en la garganta.
Muy recomendable.

…Como recomiendo también la maravillosa adaptación al cine, con la que debo decir que lloré muchísimo, pero gracias a la cual decidí leer la novela que traigo hoy.

-Los girasoles ciegos, 2008. Maribel Verdú, Javier Cámara, Raúl Arévalo. ¿Tengo que decir más?

Escrita hace 6 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios