CÓMEME por Shorby

Portada de CÓMEME

Novela de esas que me dejan pillada en una primera impresión, con su portada. Pese a ser bastante sencilla, me encantó.
Sin embargo, ahí queda su encanto, en la portada.

En su interior, cuatro amigas de treinta-y-tantos se reúnen para hablar, básicamente, de sexo… como en la famosa serie de los 90 que tanto me gusta, “Sexo en Nueva York”. Eso sí, para mi pesar, se queda sólo en esa coincidencia.
Philippa es una escritora lesbiana a la que le va el sado, Julia es fotógrafa y le encantan los jovencitos, Helen es una profesora feminista con deseos inconfesables y Chantal es el tópico de editora de la revista de moda.

Tienen la costumbre de quedar para tomar algo o comer mientras se cuentan sus experiencias, de lo más variopinto (chavalines guapetones, camioneros, bohemios, marineros, seguratas…), y opinar sobre las mismas; ésa es su rutina aparte del trabajo.
La verdad es que no existe una correlación de historias o escenas, simplemente van sucediéndose distintas anécdotas y ya no pasa nada más.

La verdad es que, aún teniendo personalidades bastante marcadas, no he conseguido empatizar con ninguna de las protagonistas, ni me han caído bien ni mal… ¡y me da mucha rabia!
Ahora, que si éstas me han producido poco efecto, las respectivas parejas (que son unas pocas), me han provocado menos todavía. Lo dicho, una pena.

Aún siendo una novela erótica y contener capítulos que incluso me pusieron tontorrona, algunos de ellos realmente explícitos, al acabar de leer me dejó fría como un témpano.
Sí podría decir que tiene un pequeño giro final en la historia, pero lo dicho, no me produjo nada especial… ni fu ni fa.

Y ya no hay mucho que añadir por mi parte, la historia se lee bastante rápido y es entretenida, pero poco más.
A otra cosa, mariposa.

Escrita hace 6 años · 4 puntos con 2 votos · @Shorby le ha puesto un 6 ·

Comentarios