ZONAS HÚMEDAS por Shorby

Portada de ZONAS HÚMEDAS

Tenemos a Helen, una joven sin pelos en la lengua (ni en ninguna otra parte, como nos contará a lo largo de la novela) que se encuentra en el hospital para ser intervenida por una fisura anal. Aprovechará la operación para desprenderse de su coliflor, una almorrana gigantesca a la par que muy poco estética.

Así, tal cual, comenzamos con una lectura que para unos pocos resultará en cierto modo divertida y para la mayoría (me apuesto el cuello) será el festival de la vulgaridad.
Estoy de acuerdo en ambas cosas, pero yo soy de las que arrancó con una sonrisa en más de una ocasión, y es que está todo escrito de manera tan gráfica, con tal naturalidad y desparpajo, que no puedes más que reír. Aunque también tengo que añadir que en alguna parte de la narración sentí auténtico asco y pensé “esta tía es una cerda”… Y sólo los que lo hayan leído me entenderán.
La verdad es que nunca me había pasado lo de leer una escena tan guarra que me haya revuelto las tripas… y eso que he visto auténticas cerdadas y barrabasadas. Pero no, de momento Roche es la primera que lo ha conseguido (todavía no sé decir si es de agradecer).

Durante su estancia en el hospital, contada prácticamente a tiempo real, hará memoria –o más bien matará su aburrimiento- pasando por diferentes prácticas sexuales, eróticas y decididamente variopintas, de las que nos hace partícipes a la vez que somos espectadores.

Helen tiene poco menos de veinte años (tampoco se nos dice de forma exacta, que recuerde) y ha tenido experiencias tan estrafalarias como diferentes, muchas de ellas para saciar su curiosidad y otras por puro aprendizaje. Por supuesto nos las irá contando con ese lenguaje soez y expresiones que, como digo, me sacaron más de una sonrisa (y es que la gran mayoría soltamos tacos y desparramamos de vez en cuanto, así que por qué no también durante la lectura).
También tiene un plan: juntar a sus padres y que vuelvan a enamorarse, pues se separaron hace tiempo y se evitan sin ningún disimulo. Peeeeero esta es una parte de la trama que carece de importancia durante nuestra historia.

Sí es cierto que llegados a un punto, no sabes exactamente por dónde va a salir ni qué va a pasar e incluso no ves la forma en que pueda dar fin a todo con pies y cabeza, teniendo en cuenta que es un libro bastante cortito.
Por mi parte, estaba bastante descolocada, ya que no sabía qué narices iba a hacer esta mujer para terminarlo de manera coherente. Pero termina, y creo que lo hace bastante bien –aunque no me termina de cuadrar 100% ese final-.

En esta primera novela (uno de los libros más vendidos en el mundo en 2008), la autora nos trae una obra nada correcta que desde luego llama la atención y marca la diferencia; para bien o para mal, eso ya depende de cada uno.

Escrita hace 6 años · 5 puntos con 1 voto · @Shorby le ha puesto un 6 ·

Comentarios