MISERY por Shorby

Portada de MISERY

Hoy toca Stephen King, uno de esos autores que no son santo de mi devoción, pese a que siempre he dicho que tiene ideas buenísimas, aunque no me gusta su forma de plasmarlas.
Abro paraguas por si llueven piedras.

Uno de los libros del autor que más me han gustado, de los primeros que leí; y es que me ha encantado encontrarme con Annie Wilkes, qué gran personaje.

Tenemos a Paul Sheldon, un escritor famosísimo de novelas románticas cuya protagonista es Misery Chastain. Tras un aparatoso accidente de tráfico en una carretera donde Cristo perdió la chancla, se despierta en la cama de Annie Wilkes… casualidades de la vida: super fan de Misery.
Hasta aquí todo normal si no fuera porque no sabe exactamente cuánto tiempo lleva ahí, sin haber avisado a familiares, policía ni hospitales, y porque la tía que le cuida parece ser enfermera pero como-que-no.

El caso es que Paul se encuentra con las piernas literalmente destrozadas en la cama de esta mujer, que le va suministrando cada equis tiempo pastillas que le van adormilando y drogando a partes iguales; le lava y cambia cuando es necesario, unas veces con más delicadeza que otras, todo hay que decirlo; le castiga cuando es necesario, y es que Paul, ahí donde está, sin poder moverse, a veces se porta mal.
Todos estos primorosos cuidados y atenciones son a cambio de que Paul escriba –y reescriba- otro libro de su adorada Misery, pues el final del último dejó horrorizada a la pobre Annie.

Así, King nos mantiene en un ambiente opresivo y asfixiante, donde se palpa la desesperación del escritor, dejándonos escenas bastante explícitas y desoladoras entre toda su paja habitual, porque hay, cómo no, con este hombre siempre me sobran páginas.
Aún con ello, el libro me ha gustado mucho, la tensión está muy bien conseguida y da buen resultado, siendo –creo- uno de los mejores libros del autor (a mi gusto).


Aunque cuenta con diferentes adaptaciones teatrales (sobretodo en México) y otras tantas en capítulos de algunas series de televisión (Los Simpson, Padre de familia, Muchchada Nui, La hora de José Mota…), no puedo terminar sin recomendar la buenísima adaptación cinematográfica, protagonizada por esa máquina que es Kathy Bates (Oscar a mejor actriz), en 1990 dirigida por Rob Reiner.

Escrita hace 6 años · 4 puntos con 1 voto · @Shorby le ha puesto un 8 ·

Comentarios