EL PASEO por Shorby

Portada de EL PASEO

Todavía no había leído nada de Moccia, reconozco que sus novelas me dan bastante pereza, me cansé tantísimo de verlas en todas partes que las tengo en la estantería haciéndome ojitos desde hace ni-se-sabe.
Sin embargo, me he animado con esta, que hasta ahora desconocía, ya que parece no tener nada que ver con el resto de libros publicados de momento por este señor.

Estamos en una playa italiana, tranquila, desierta.
Nuestro protagonista va al encuentro de su padre, al que hace tiempo que no ve. Falleció.

Tenemos un encuentro especial en un sitio que también lo es, una conversación entre padre e hijo, donde ambos tienen mucho que contar y escuchar; será la última vez que hablen y nosotros seremos partícipes.

Moccia cubre cada página de descripciones para que el lector se empape de sal y arena, pues consigue a la perfección adentrarnos en la narración, metiéndonos en la piel de quien nos cuenta todo.
Se lee bastante rápido, ya que resulta bastante ameno, lleno de reflexiones y frases cortas, con las justas pausas, dejándonos experiencias y recuerdos del propio autor, que no es otro que el protagonista.

Es una novela de corte intimista, que se lee en una tarde –es más bien un relato- tranquilamente y he de decir que me ha gustado, aunque no la recomendaría abiertamente, pues no es un tipo de lectura que siempre apetece… ni gusta a todo el mundo.

Escrita hace 6 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 5 ·

Comentarios