ALGÚN AMOR QUE NO MATE por Shorby

Portada de ALGÚN AMOR QUE NO MATE

En esta ocasión, el tema principal es el maltrato… cosa que más o menos ya sabía, y es que una de mis (tantas) manías a la hora de adquirir libros es no leer la sinopsis completa o no leerla en algunos casos, directamente.
Con ello, tenemos un libro duro, de los que te hacen tener un nudo en la garganta durante su lectura, al que le fue otorgada la Mención de Honor por la Plataforma de Hombres Contra la Violencia Doméstica en el año 2001.

Lleno de frases y escenas que me han dado una pena horrible, más aún sabiendo que lo que se cuenta en estas líneas es y ha sido el día a día de muchas mujeres –y hombres, que parece siempre se nos olvidan- a los que sus parejas maltratan tanto física como psicológicamente.
Pena y pavor a partes iguales, pasando por mosqueo en más de una ocasión. Como a muchos que lean sobre el tema, imagino.

Nuestra protagonista en este caso es Prudencia, tan comedida como su propio nombre indica; nos cuentan, por voz de una persona postrada en la cama de un hospital, sus vivencias desde su boda y su triste día a día junto al cabronazo que tiene por marido. Aunque Prudencia se empequeñece sola, y personalmente no sabría decir si casi le pesa más la soledad.
Que nadie se espere episodios realmente violentos, pues no los hay, al menos narrados de pe a pa. Chacón nos lo cuenta de esa manera suya tan sencilla y tan llana, que a veces es casi como una bofetada.
Me gustó mucho su manera de escribir en “La voz dormida” y sobra decir que aquí me pasó lo mismo.

Una novela que forma parte de su Trilogía de la Huída –ojo, que se pueden leer de manera independiente, aunque este sería el que la iniciara-, y de la que no puedo contar mucho más, ya que es cortita y qué mejor que leerla para acompañar a Prudencia en su historia, cogiéndole cariño de manera inevitable.

Escrita hace 6 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios