AMY FOSTER por Shorby

Portada de AMY FOSTER Y OTROS RELATOS

Joseph Conrad era un autor que hacía tiempo quería leer, aunque no sabía por dónde empezar.
El caso es que elegí un relato cortito pues, no sé por qué, tenía la impresión de que se me iba a hacer un poco denso… pues no. Me ha gustado mucho cómo escribe el autor.

Nuestro personaje principal es Yanko, un oriental de los Cárpatos, un náufrago superviviente al hundimiento de un buque donde fue enrolado en contra de su voluntad; en su travesía, llega a la costa de Eastbay.
Si embargo, en el pueblo o es exactamente bien recibido, entre las pintas de zarrapastroso, que no entienden su idioma y que los habitantes de la zona son puros ignorantes… pasan del pobre hombre. Por si eso fuera poco, aparte del miedo al país desconocido y su gente simpaticuela, hay que sumarle el hambre y la sed.
Y aquí aparece nuestra Amy Foster.

Es una historia de amor realmente tierna y en absoluto pastelosa, lo que me ha encantado; me ha parecido muy bonita, aún con su toquecito dramático, que por cierto no le viene nada mal y da mucho juego.

Se lee bastante rápido, la narración de Conrad es realmente amena y fácil de seguir y meterse en la piel de los personajes.
Aún siendo un relato, los protagonistas se nos presentan bien perfilados, con su carácter variopinto y sus situaciones mayormente opresivas y confusas.

No puedo contar mucho más –ya he comentado que es una lectura cortita, de las de una tarde de sofá y demás-, salvo que me ha encantado, Amy es adorable, un encanto.

Un descubrimiento el autor, volveré a leer este hombre.

Escrita hace 7 años · 4.7 puntos con 3 votos · @Shorby le ha puesto un 8 ·

Comentarios

@Tharl hace 6 años

Un gran cuento éste.
Se puede leer a raíz de las tragedias de la emigración, lectura de triste vigencia; como un drama romántico con un toque particular; como una tragedia existencial sobre el absurdo de la vida y su condena a no dejar rastro; como parábola de múltiples asuntos; o como la problematización de la comunicación y comprensión imposible, bien por barreras linguisticas, culturales, o inherente al hombre. A mí lo que más me interesa es el Doctor Kennedy y su necesidad de narrar la historia. Los problemas que le plantea, cómo intenta resolverlo con método científico y cómo no puede terminar de comprender el misterio de lo que ha sucedido, oscilando siempre entre la insatisfactoria explicación natural, que deriva en el sinsentido de la existencia, y lo mítico (mitificación de Yanko, del mar, del destino y la fatalidad que ha movido todos los actos, etc.). Yanko es adorable, Amy... no tanto, pero Kennedy, Kennedy es quien realmente importa.
En cualquier caso, hay un asunto que me preocupa: el título. Tú, yo y creo que todos los lectores damos por hecho que el protagonista es Yanko, pero el título del cuento, siento decirlo, no es Yanko, es Amy Foster, la auténtica protagonista. Inicialmente el cuento se titulaba "A Husband", "A Castaway" después, y, finalmente, "Amy Foster". No se puso su nombre de título al azar. Es el personaje más resbaladizo del cuento y creo que tendré que releerlo para leer qué se me escapa. Desde luego no es cuestión de reducirlo a la típica chorrada feminista.
Me resulta increíble cómo Conrad puede contar tanto en tan poco espacio. Y eso que en una primera lectura, me pasó casi todo desapercibido.
Por curiosidad, ¿en qué traducción lo leíste? Tengo en casa la de Jadraque (Valdemar), que por lo que vi es rebuscadísima; he probado con la de Narrativa breve completa, que se inventan lo que quieren y me parece innecesariamente confusa; y he leído entera una que circula por internet que, según creo, es la de Alba, pero que parece idéntica a la de Ediciones B a pesar de cambiar el nombre del traductor. ¿Sabes cuál es mejor para una relectura?
Un abrazo

@Shorby hace 6 años

Sí, la verdad es que fue todo un descubrimiento =)

Pues ni idea.
El mío es de una de esas colecciones que saca El País cada X tiempo. Son todo mini-libros de relatos... y uno era este.