En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

STONER

Autor: JOHN WILLIAMS
ISBN: 9788415019343
Género: Narrativa
Editorial:BAILE DEL SOL
Edición: 2012
Número de páginas: 242


Ficha creada por Krust

RESISTIR NO ES SUFICIENTE
5 con 5 votos

Preciosísima novela.

No sé como abordar la reseña de una historia tan "simple" y "tonta" como esta.

En muchos aspectos se me parece a "Saber perder" de David Trueba de reciente lectura. Un tipo de escrituras arriesgadas, muy arriesgadas. Como decía en mi reseña a "Saber vivir", este tipo de libros en apariencia tan "anodinos", tan que no cuentan "nada", (y que lo sabes desde el principio con esa introducción diciendo "Stoner nació y murió sin que le pasase nada relevante y ahora te voy a contar su vida", las cosas claras y el chocolate espeso para que nadie se lleve a engaño), son un verdadero salto al vacío.

Y en este caso, y de manera posiblemente absolutamente subjetiva y hasta arbitraria, ese salto ha caído en lo más hondo de mi corazón, mucho más de lo que lo hizo el libro de Trueba, y sin que realmente pueda explicar totalmente el porqué.

Simplemente me encantan los silencios en los libros, lo que se dice sin decir, y esta belleza escrita es uno tras otro. Con las reflexiones y los personajes justos para conseguir su objetivo con creces.

Y es que al menos para mí, los verdaderos protagonistas del libro, no es el ya sobresaliente Stoner, sino sus padres (magníficos), su amigo Gordon, Lomax, Edith y sobre todo y por encima de todo Grace, (DIOS MIO que brutalidad de tristeza, ternura y amargura me ha producido ver su insinuada y vacía vida y sobre todo el porqué se gesta).

Además el libro es una curiosa mezcla entre pesimismo y optimismo, entre resignación y acicate. Al menos para mí, hasta, por momentos, casi un inusual libro de "autoayuda" con el lema y el ejemplo de que "Resistir no es suficiente", de animarme a que, como sea, hay que luchar por lo que realmente quieres. Porque por un lado esta la belleza, felicidad incluso, del estoicismo resistente y abnegado de Stoner, (y sus padres, maravillosos no los olvidemos) ante un mundo que da palos sin ton ni son. Y todo ello sin que Stoner parezca débil o pusilánime, (estoy mirando al "despreciable" Zama), sino casi, casi todo lo contrario: un titán hecho y derecho que hace del simple no apartar la cara, un verdadero alegato a su persona.

Pero por otro, y sobre todo intuyendo como Grace va a acabar, sintiendo como el propio Stoner va a acabar, al menos a mí también me ha parecido un soterrado revulsivo a decirte "no seas como Stoner". Lucha, lucha, lucha: contigo la vida es injusta, sí, pero dejarse llevar con dignidad y sin hundir la cabeza, posiblemente hará más daño del que te piensas a aquello que más quieres... Tú puedes vivir, (e incluso ser medio feliz), pero hay otros que no.

Pero claro una cosa es decirlo y perorarlo y otra vivirlo... Como finalizaba en Zama, pero esta vez al contrario, ojalá que, aunque todo me salga como tenga que salir, sí consiga despedirme como Stoner, con mi libro en la mano.

Escrito por arspr hace mas de un año, Su votacion: 9

Guille hace mas de un año

Qué bien que te haya gustado a ti también. Es una novela especial, no cabe la menor duda.

Sobre lo que sacas del libro, al final cada uno no hace más que lo que puede hacer, y la resignación feliz, o, al menos, serena, de Stoner no está al alcance de cualquiera.

Faulkneriano hace mas de un año

Mucho ruido está armando esta novela. Habrá que leerla, sobre todo después de vuestras reseñas, Guille y aspr.

Guille hace mas de un año

Estás tardando.

sedacala hace mas de un año

Cualquiera que vaya a leer este libro se encontrará, así de sopetón, con dos cuestiones que no es frecuente encontrar en la mayoría de libros que se leen. Una, es que desde la primera página el interés por lo que se lee es constante e inagotable; la otra, es que el lector se siente un poco desconcertado y deslumbrado por el carácter del personaje principal del libro; y creo que ambas son independientes una de otra, es decir, que no se lee muy bien porque sorprenda su personalidad, ni tampoco que su personalidad sorprenda por lo bien contada que está, o al menos, al principio no es así.
Las causas de su facilidad de asimilación no las tengo claras del todo, no estoy seguro de si se trata de la utilización de un lenguaje de una sencillez y diafanidad superlativa, o si es más una cuestión de que la paulatina exposición de los parámetros que definen la trama la lleva a cabo con una progresividad y una lucidez tal que retroalimenta el interés del lector en un “crescendo” continuo que parece no tener fin. Es muy posible que la clave resida en el efecto de ambos procesos de forma simultánea, pero independientemente de sus causas, lo cierto es que la novela atrapa desde el minuto uno, hasta el último (la leí en tres días).
La otra cuestión sobresaliente es el carácter del personaje principal, que, desde el arranque, está trazado por el autor de una manera precisa. Esa personalidad, de unas características tremendamente particulares, llama la atención del lector, le deja perplejo y además crea una corriente de simpatía a su favor, a pesar de que los suyos no son los rasgos de un héroe, sino más bien un antihéroe. Pero el asunto es que toda su actitud ante la vida está condicionada por esa personalidad, hasta el punto de caer bien a un lector que se apunta a seguir cuidadosamente su tránsito por la vida, ver su evolución, e intentar enterarse de en qué va a parar todo esto. Y ahí es donde para mí, la novela empieza a no ser tan extraordinaria. Lo de que te atrape desde el principio está muy bien, pero no es en sí mismo un elemento definitivo; he leído muchas novelas con esa característica que, sin embargo, no son de una calidad excesiva. Ésta sí lo es, lo único que estoy diciendo es, que no lo es necesariamente por su carácter adictivo.
Y luego está el tema de la personalidad de William Stoner; comienza siendo impactante, pero conforme su vida va avanzando, en mi opinión, va perdiendo intensidad, va suavizándose el carácter que tuvo y va convirtiéndose en algo menos extraño que produce mucha menos perplejidad, una especie de excéntrico cascarrabias. Todo esto que estoy diciendo, hay que tomarlo como el suave giro que toma el planteamiento inicial, como una leve pérdida de tensión que reduce un poco el carácter de la novela, pero que no lo destruye, ni mucho menos; la novela empieza impactando y termina gustando mucho también, aunque en mi caso quizá un punto por debajo (un 8 en vez de un 9) entre el principio y el final. Desde luego la primera mitad del libro es la que más me gustó. En esa primera mitad es donde conocemos a este tipo, es donde se introducen los demás personajes, y es donde nos creamos las expectativas de cómo va a continuar aquello. Aquí debo decir que esos otros personajes, me gustaron de entrada, pero menos en su evolución, porque al principio son un poco raritos, cosa que me pareció normal, pero luego se deforman de una manera un poco extraña (estoy pensando en su mujer).
En fin, que unas cosas con otras, es una novela que gusta, veo que a algunos incluso mucho, y que se lee con una intensidad que lleva a liquidarla enseguida. Lo curioso es que éste autor sea tan poco conocido y que escribiese tan sólo cinco novelas.
Mi duda principal sobre el éxito de esta novela, es si hay que imputárselo al estilo del autor, o a la creación de su personaje. Se me ha venido así de pronto a la cabeza el caso de Salinger, coetáneo de Williams, y su novela de referencia. No es que haya ningún parecido, o mejor dicho, sí, hay uno: El hecho de que en ambas novelas, el carácter y la personalidad de sus protagonistas sea, quizá, lo más característico de ellas.

Guille hace mas de un año

Una novela con magia y quizás sea mejor no descubrir el truco.

sedacala hace mas de un año

¿Hay un truco?

Guille hace mas de un año

Yo es que soy muy escéptico y no creo que exista la magia, pero sí soy muy fan del misterio.

Debes estar logueado para escribir un comentario