En sopadelibros.com utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación.
Si continúas navegado por la web, consideramos que aceptas su uso.
Para cambiar la configuración del navegador y/o obtener más información del uso de cookies en sopadelibros haz click aquí.
loading Enviando datos...

LA MUJER DEL TENIENTE FRANCÉS

Autor: JOHN FOWLES
ISBN: 9788433906687
Género: Narrativa
Editorial:ANAGRAMA
Edición: 1995

RETRATO DE LA ÉPOCA VICTORIANA
5 con 5 votos

Fantástica novela; imperdonable e incomprensible que no haya tenido más lectores (votos) por aquí.

La novela es un afortunado y exitoso intento de explicar la época y sociedad victoriana a través de una historia de corte victoriano y utilizando muchos recursos de la literatura de la época, aunque, como pasando por ahí, se realizan comentarios acerca de la nuestra

"... ellos se afanaban en edificar; y nosotros llevamos tanto tiempo demoliéndolo todo, que cualquier nueva construcción nos parece tan efímera como una pompa de jabón."

o lucubraciones filosóficas o políticas que valen para cualquiera de las dos.

"Lo que hace de la clase media esa particularísima mezcla de masa y fermento es su actitud eminentemente esquizofrénica frente a la sociedad. Hoy día se olvida a menudo que siempre fue la clase revolucionaria por excelencia; vemos en ella sólo lo que tiene de masa, a la burguesía como reducto de la reacción a lo largo y a lo ancho del mundo, siempre egoísta y conformista. Pues bien, esta ambivalencia procede precisamente de la única virtud que redime a esta clase, la cual reside en que, de las tres grandes castas de la sociedad, es la única que sincera y habitualmente se desprecia a sí misma."

(será que por fin se han dado cuenta y de ahí el actual empeño en cargárselaa toda costa)

La historia es también un cuestionamiento de la tarea de construcción de una novela y la caracterización de los personajes. El propio Fowles aparece en la narración en varias ocasiones, se comparte con el lector las dudas acerca del destino de los personajes, se ofrecen hasta tres finales alternativos a la historia.

Todo esto encontraréis en la novela, pero por supuesto leeréis también un fantástico relato de un romance de esos apasionados e imposibles tan propios de aquel período, aunque la perspectiva sea más actual, relatado con una ironía propia de la Elliot de Middlemarch, con personajes muy de la época -la mala dickensiana, pícaros, esos personajes bonachones y encantadores, la burguesía "egoísta y conformista"- aunque también están los protagonistas principales de un corte más complejo que el de aquellas historias, destacando el papel de la protagonista femenina, desconcertante.

Os animo a su lectura... o a sus lecturas, más bien. Por mi parte, en cuanto Anagrama lo reedite, leeré El Mago, en lo que será mi tercer Fowles (de paso recomiendo El coleccionista; hay una edición bastante reciente en la editorial Sexto Piso).

Escrito por Guille hace mas de un año, Su votacion: 8

_567_ hace mas de un año

Gran novela, tan injustamente desconocida como infravalorada fue la adaptación al cine, Sarah Woodrof es Meryl Streep… o al revés.
Victoriana pero gótica también si me apuras…

Guille hace mas de un año

Es verdad, una novela poco conocida, como lo es, en general, su autor. A ver si por aqui hay más gente que se anime con él.

Guille hace mas de un año

Es verdad, una novela poco conocida, como lo es, en general, su autor. A ver si por aqui hay más gente que se anime con él.

arspr hace 2 meses

Ufff

Pues a mí me ha acabado aburriendo bastante. El Mago me dejó con un cierto regustillo amargo de si no había demasiadas olas pero poco sabor de fondo, continuando con tu alegoría, y en esta me he estampado contra los arrecifes...

El problema para mí es que todo el rato parece hablar del sexo de los ángeles, con personajes absolutamente alienígenas. Por favor, si alguien es capaz de explicarme a la susodicha mujer, se lo agradecería. Y con vueltas, y más vueltas, y revueltas de tuerca en disquisiciones que simplemente no he sido capaz de seguir. Y para más inri esos esfuerzos metaliterarios de meterse el autor en la novela, de sacar los personajes de la novela como si fuesen seres vivos, etc. ,etc., etc. me han acabado hastiando. (Por no hablar de lo insoportablemente pedantes e insulsos que me han resultado sus citas iniciales de capítulos y esas notas sin ton ni son en mi cortito entender).

No, creo que John Fowles no es mi tipo.

Debes estar logueado para escribir un comentario