CARTAS DE AMOR DE LA MONJA PORTUGUESA por Shorby

Portada de CARTAS DE LA MONJA PORTUGUESA

Siempre me han llamado la atención las novelas epistolares, tienen ese algo especial para que merezcan la pena ser leídas.
Como esta que traigo hoy.


El libro consta de las cinco cartas que la monja Mariana le escribió a su amado Nöel Bouton, un caballero francés, mariscal de Chamilly, allá por el siglo XVII cuando sucedía la revolución restauradora que dividió Portugal de España.
Mención especial para ese prólogo de mano de Pedro Gronzález-Blanco, genial documentado, donde nos explica un poquito sobre Mariana, su amado, la época en que ocurrió todo y su contexto en general.

No era extraño por entonces que las monjitas fuesen enamoradizas y bebieran los vientos por caballeros, pues muchas estaban en los conventos porque eran solteronas, o acogidas por diversos motivos en los claustros… es decir, vocación poca, al menos inicialmente.
Nuestra Mariana de Alcoforado era de buena familia, aunque vivía en el convento de la Concepción de Beja desde niña; en su día cayó en brazos del soldado y se enamoró irremediablemente de él… aunque se pensaba correspondida, el caballero se limitó a hacer promesas en el aire e irse para obtener galardones en batallas varias y sin más, no volver.

Tenemos entonces cinco cartas en las que vamos viendo el –quizá- declive de ese amor, pues empiezan con palabras ardientes y desesperadas, para finalizar en un tono totalmente diferente, que pone los pelos de punta por su sinceridad y aplomo. Me declaro fan de esta mujer, sobretodo por su amor propio y su decisión.

Podemos saber, por las letras de Mariana, que era una mujer con carácter y de buena fe… al igual que nos muestra un caballero de Chamilly sin dos dedos de frente para según qué cosas.

Me ha encantado esta lectura, he tardado apenas una horita pero he releído algunas partes para volver a saborear esas palabras de amor y desamor que nos dejó la monjita. Una delicia que merece la pena ser conocida y leída, pues te metes perfectamente en la piel de Mariana e incluso acabas sintiéndote igual de indignada que ella, esperando ese final realmente digno. Yo lo he sentido.

Escrita hace 7 años · 4 puntos con 2 votos · @Shorby le ha puesto un 8 ·

Comentarios

@FAUSTO hace 7 años

También tengo un especial cariño por la novela epistolar. En este momento, a bote pronto, tengo en mente un buen puñado de libros escritos en este género: “Pobre gente”, “84 Charing…”, “El jardín de las dudas”, “Cartas marruecas”, “Werther” y la excepcional “Las amistades peligrosas”.

Gracias por tu reseña, pues he recordado este librito que ya había olvidado. Conocí y me interesé por este título al ver la gran película de Coixet “La vida secreta de las palabras”, que desempeñaba un singular significado (no recuerdo cual) en el pasado del enfermo que era interpretado por Tim Robbins; y leyendo tu comentario parece que merece totalmente la pena. Y es que el tema del voto de castidad (otro de los hipócritas conceptos de la Iglesia) y su transgresión siempre ha dado mucho para escribir y, actualmente, bastante para hablar. Como dice el sabio refranero popular: “El hábito no hace al monje”.

@Shorby hace 7 años

Y tanto que no hace =)

Me apunto El jardín y Las amistades, que no los conocía.