FANTASMAS por Shorby

Portada de FANTASMAS

En esta ocasión, volvemos a pasear por la ciudad de los rascacielos y conocemos al señor Blanco. Éste contrata a Azul, un detective cuya misión es seguir día y noche a un hombre: Negro.
Bien, debo decir que según empecé a leerlo, no pude evitar que viniese a mi mente una de mis pelis favoritas: Reservoir Dogs. Y sonreí (esto no tiene nada que ver con la novela, pero tenéis que ver este peliculón de Tarantino).

Bien, es entonces cuando entre confusiones, enigmas e investigaciones variopintas, nuestro detective descubre que Blanco no es lo que parece en un inicio.
El caso parece sencillo, realmente lo es, sin embargo se alarga mucho más de lo que Azul pensaba. Años observando a Negro para sacar en claro que aparte de escritor, no pasa mucho más, pues lleva una vida relativamente sencilla y sin mucho movimiento.
Pues va a más. Concretamente a un final inesperado… y que a mí me dejó con cara de “¿perdona?”.

Un relato muy ameno, con el estilo característico del actor, pero que al final, tras tanto laberinto detectivesco y demás, se queda en algo más bien plano. O yo no lo entendí, que también puede ser.
En general me ha gustado, me ha entretenido, pero no es de los que recomendaría para empezar a leer a este hombre; aún con ello, me ha parecido algo flojete, sin dejar de ser un planteamiento original.

Escrita hace 7 años · 4 puntos con 1 voto · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios