MUCHO MÁS QUE UN TEMA SENSACIONALISTA por Guille

Portada de NIÑO A

Empecé a leer esta novela con recelo por el sensacionalismo del tema que trata. Sin embargo, el autor ha sabido ponerse en la difícil piel de este niño/joven (la historia discurre en varios planos temporales) que intenta enderezar su vida después del trágico suceso que le llevó al correccional, después a la cárcel y, por último, a inventarse otra identidad que le permitiera poder seguir con su vida.

¿Existen las segundas oportunidades? ¿Puede alguien que comete un acto atroz reinsertarse en la sociedad? ¿tiene derecho a ello? ¿la gente que le rodea en esta su segunda vida tiene derecho a saber qué hizo?

Y es que el tema fundamental del libro es el de la identidad y la responsabilidad. Cómo las circunstancias pueden protagonizar nuestras vidas; cómo nos pueden empujar o condicionar en gran parte en la realización de un acto; y como ese único acto puede marcar todo nuestro futuro. Y esto es realmente dramático cuando el hecho ocurre en los primeros momentos de nuestra vida, como es este el caso.

Todos sabemos esto, y todos somos conscientes de cómo hemos cambiado a lo largo de los años. Todos tenemos cosas de qué avergonzarnos y todos nos hemos preguntado alguna vez como fuimos capaces de hacer tal o cual cosa. Porque no somos la misma persona durante el transcurso de nuestra vida. Nuestro cerebro, nuestro yo, cambia, aparecen nuevas conexiones neuronales, desaparecen otras, una se atrofian y otras se acentúan. Y este es nuestro yo, no hay otro.

Sin embargo, todos vemos a los demás, e incluso a nosotros mismos, como una identidad invariable a lo largo del tiempo. Nos hacemos y hacemos a los demás responsables de todo lo que han hecho en su vida, por mucho tiempo que haya transcurrido. Son cruces con las que tenemos que cargar queramos o no, aunque en el presente seamos incapaces de hacer lo que hicimos en un pasado.

Por supuesto, hay más temas y no es uno despreciable el del canibalismo de los medios de comunicación, el hambre de escándalo que tenemos todos y lo maniqueos que podemos llegar a ser al juzgar hechos y personas.

Un libro muy, muy interesante, que me ha gustado mucho. Hay capítulos realmente emotivos; el del padre del chico lo es especialmente.

Escrita hace 7 años · 5 puntos con 1 voto · @Guille le ha puesto un 8 ·

Comentarios

@lucero hace 7 años

Buena reseña Guille, veré si lo consigo. Saludos

@Guille hace 7 años

Creo que no te dejará indiferente.