UN BUEN PROYECTO DE NOVELA por Guille

Portada de EL FIN DE SEMANA

- Hola, qué tal? Cuanto tiempo?
- Por lo menos 20 años, no?
- Más o menos... y qué tal llevas ahora que me tirara a tu mujer?

(malas caras, gritos, algún empujón que otro, reproches y más reproches... y diez minutos después)

- Venga, tomémonos una copita de vino, por los viejos tiempos.
- Prefiero que demos un paseo por el parque.

Choca un poco este diálogo, verdad? Pues una impresión parecida me llevé yo con los diálogos de esta novela. Bueno, más que con los diálogos, con los inicios de los mismos. Después, las malas caras, los gritos, algún empujón que otro, y los reproches están muy bien llevados y es interesante. Como es interesante la novela en general, aunque no llegue a conclusión alguna.

El objetivo no parece ser otro que dar dos o tres puñetazos en la mesa, sin contemplaciones, sin irse por las ramas, como si se tratara de una obra de teatro, con los personajes disparándose reproches a bocajarro, sin preámbulo alguno (el final de la novela es puro teatro). Es posible que esa forma de entablar conversación sea propio de la cultura alemana, como el tratar de tú a las primeras de cambio de los nórdicos, o quizás es que hablar de terrorismo requiere un poco de su método, conseguirlo todo por el camino más corto, aunque haya que abrir camino a machetazos. Y, precisamente porque esos diálogos encajarían mejor en una obra de teatro, el texto entre los diálogos parece sobrar un poco. Es más, hay una historia de amor entre dos personajes que a mí me parece totalmente prescindible.

A lo mejor he sido demasiado duro. De hecho, se lee de un tirón y entretiene, pero no le ha salido redonda. Lo mejor, la novela, o proyecto de, que hay dentro de la novela.

Escrita hace 8 años · 4 puntos con 1 voto · @Guille le ha puesto un 6 ·

Comentarios