COMO LA VIDA MISMA por Guille

Portada de OLIVE KITTERIDGE

Fue una auténtica gozada leer este libro de una escritora desconocida hasta entonces para mí.

A pesar de cierto parecido con Carver, en el estilo y en la temática, me ha parecido un libro fresco y original, tanto en su estructura como en su estilo. El libro lo componen 13 capítulos que pueden leerse perfectamente como piezas sueltas, pero que comparten un personaje –Olive Kitteridge- que le sirve de columna vertebral, aunque en muchos de ellos el protagonista o protagonistas serán sus vecinos de Crosby. Es una historia coral, en la que se nos cuenta sucesos importantes en la vida de una serie de personajes del pueblo. Personas vulgares en su vida cotidiana, pero de las que se sirve la autora para mostrar lo complicada que es el alma humana (perdonadme la frase hecha, pero es que es complicada no?). Hay amor hasta la muerte y más allá, y otros amores medianos y pequeños, deseos, celos, traición, egoísmo, generosidad, envidias, soledad, decepciones, encrucijadas, ironía, miedo (a la vejez, a los otros, a nosotros mismos)… vamos, como la vida misma, que es precisamente de lo que trata este libro. ¿Y todo eso en 328 páginas? Pues sí, porque no le sobra ni le falta una coma.

Imposible no sentirse cercano e incluso reconocido en muchos de los sentimientos y sensaciones de estos personajes. Y, por supuesto, el personaje central, Olive Kitteridge, una exmaestra de apariencia física poco agraciada, a la que sus alumnos le tenían miedo, incapaz de mostrar sus sentimientos y de empatizar con la gente que le rodea, ruda, directa, irónica... inolvidable.

Escrita hace 8 años · 5 puntos con 1 voto · @Guille le ha puesto un 10 ·

Comentarios