INOCENCIA PERDIDA por arspr

Portada de EL JUEGO DE LOS NIÑOS

Vaya, vaya, vaya. Creo, (a riesgo de confundirme de cabo a rabo, porque mi conocimiento histórico-literario es nimio), que a esta novela le sienta especialmente mal el paso del tiempo. Y más que el paso del tiempo, la desgraciada "madurez/desencanto/endurecimiento" de la sociedad en que vivimos.

Me explico. Y va spoiler total, pero vamos creo que ya viendo la portada cualquiera se puede imaginar el núcleo central del argumento.

La historia se centra en el horror, lo "chocante", lo "inimaginable", lo aterrorizante de que de repente por causas no del todo explicadas, (más luego a este respecto), de repente los niños de un islote se convierten en absolutos asesinos implacables de todos los mayores del islote.

Y toda la narración se centra precisamente en eso. En remarcar un poco insistentemente lo "horroroso" de la situación. "¿Cómo vas a matar (o a simplemente levantar la mano) a un niño por muy asesino que sea, aunque solo sea para defenderte?", "¿Cómo puede ese infante de tres años que ayer jugaba con peluches hoy jugar con hachas?", etc., etc.

Pero claro me imagino que esto, en una socidad mojigata, aún muy católica apostólica, con poca información, muy filtrada y tamizada, puede resultar seriamente impactante. Pero hoy por hoy desgraciadamente todos hemos visto diez mil películas de zombis y bestialidades de todo tipo, y lo que es peor, diez mil telediarios con diez mil bestialidades aún peores y cometidas por niños de la guerra normales y corrientes, sin que sea necesario que se demonicen externamente, que ya nos encargamos los mayores de demonizarlos nosotros solitos. Es decir que la capacidad de horror del libro, de novedad, queda bastante aniquilada.

Y eliminado este factor "sorpresa" pues el libro es hasta un poco machacante y pesado a ratos con su insistencia en dicho conflicto falso. Sí, queda un poco el horror de ver a tu hijo cometido en un monstruo, por el que posiblemente todos nos dejaríamos matar, pero dudo mucho, (y por muy duro que esto suene), que prácticamente ninguno de nosotros tuviera el más mínimo problema en defenderse con todas las consecuencias y sin ningún tipo de miramiento del monstruo del vecino... (Otra cosa es los problemas que, a posteriori, dicha defensa organizaría entre dichos vecinos, lo cual habría sido otra novela MUCHÍSIMO más interesante...)

Lo dicho, es una pena la pérdida de la inocencia que todos hemos sufrido.

Por último también está el porqué de la conversión, que tampoco ayuda. De nuevo la manida defensa de la Naturaleza contra esta especie invasora y expansiva, cuando la realidad es posiblemente mucho más dura... al universo entero se la trae al pairo lo que hagamos o dejemos de hacer. Nadie cuida de nosotros, ni nos vigila, ni nos supervisa. Así que, nosotros mismos, si jodemos el planeta, nos matamos entre nosotros, o bailamos la jota en una cámara de gas, y nos extinguimos por ello, nadie nos lo va a evitar ni a sancionar. Seguro que bacterias y otros bichos variados nos sobrevivirán hagamos lo que hagamos y comenzarán de nuevo sin nosotros. No problems at all...

Por lo demás un correcto librito de aventuras para pasar un rato, escrito con una prosa ágil y dinámica que se deja leer en dos tardes.

Escrita hace 7 años · 5 puntos con 1 voto · @arspr le ha puesto un 7 ·

Comentarios

@lucero hace 7 años

Tu reseña tiene efecto repelente!!! ni abriré ese libro!!

@arspr hace 7 años

No era mi intención en absoluto, pues el libro no se lo merece.

Simplemente quería reseñar su potencial obsolescencia en que quizá espera un lector mucho más naif de lo que todos somos hoy en día. Y entonces su fuerza se desvanece bastante.

@BriGid hace 7 años

Tanto el libro como la película que se dirigío en su día por "Chico Ibañez Serrador" es sublime y muy impactante, así que...el que se lo pierda, se ha perdido mucho.