MI NOMBRE ES ELLA por Shorby

Portada de MI NOMBRE ES ELLA

El libro ya me llamó la atención simplemente con su portada, es una monada, un diseño sencillito y elegante (en mi opinión, claro); con la historia que nos narran sus páginas me pasó exactamente lo mismo.

Tenemos una historia base que todos nos sabemos: chica de clase más bien baja, una malvada madrastra y hermanastras a cual más petarda, un baile pomposo, un zapato de cristal que se queda en la escalera como consecuencia de una carrera, un Príncipe Encantador, un flechazo.
Sin embargo, aquí no hay magia, no hay corazones, no hay nubes rosas flotando… todo eso pertenece a una especie leyenda urbana que ha creado el pueblo, en la que prefieren creer porque todo es más bonito y suena mejor.

Pues bien, una novela que me ha encantado, una vuelta de tuerca nada feminista y más realista al cuento de La Cenicienta de toda la vida (que por cierto, siempre me ha gustado mucho también).

Ella, nuestra protagonista, está siendo formada para ser Princesa, le dan clases de protocolo, genealogía real, costura, religión un tanto disfrazada… apasionante todo, vaya. Por suerte, puede verse con el Príncipe una vez al día, más o menos a solas –con carabina-, él besa su mano y ella se derrite de emoción; la chica se apena porque no puedan estar más cómodos los dos solos en la habitación, pues él se pondría cariñoso, cambiaría tanto suspiro por algún abrazo… ¡de eso nada!
Poco a poco, mientras Ella es instruida para ser toda una señorita que lleva incómodos corsés y no habla más que de coser entre desmayos y sutilezas varias, se va dando cuenta de que el Príncipe Encantador no es tan encantador como parece. Y queda tan poco para la boda…

Así, nos dan un giro de 180 grados al cuento, dejándonos ser partícipes de que no todo es lo que parece, machacando el mito del amor a primera vista y la superficialidad del “Eres la más bella y más hermosa, vamos a casarnos y tener niños perfectos”.
Aquí se cargan todo eso, subiendo al pedestal a Ella, un personaje con tanta fuerza y carisma que me ha encantado desde el principio, pues se vale por ella misma y quiere crecer como persona y seguir aprendiendo y adquiriendo conocimientos a base de leer y estudiar, como su difunto padre.

No os dejéis guiar por la etiqueta juvenil –sé que son muchos los que huyen directamente en cuanto la ven-, dadle una oportunidad.
Una lectura sin pretensiones, bastante sencilla e interesante, que ha sido toda una sorpresa, muy recomendable.

Escrita hace 8 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios