UN LIBRITO PEQUEÑO, PERO NOTORIO por EKELEDUDU

Portada de LA LEYENDA DEL DRAGÓN GALÉS

(La siguiente reseña fue la primera que hice de este autor, y ya la había subido antes a SOPA DE LIBROS, pero se borró por alguna razón que no alcanzo a explicar. Por consiguiente, no es exactamente nueva, y pero prefiero reproducir lo que me produjo el libro en ese entonces, cuando recién acababa de descubrirlo; de modo que insisto con la misma)

El librito del que trataremos ahora es muy breve, sus fines sumamente humildes y su autor un desconocido, pero considero injusto soslayarlo por sólo esas razones. Considero que sería pecar de exitismo pasarla por alto, toda vez que obras más famosas, más extensas, de autores célebres y con escasos o nulos méritos son comentadas lo mismo aquí que en muchos otros sitios de Internet. Tal vez, si mi comentario tuviera que ser forzosamente una auténtica demolición, me abstendría, por lástima. Pero en vista de que LA LEYENDA DEL DRAGÓN GALÉS resiste gallardamente el más feroz de los ataques, hagámosle el lugar que merece. No más, pero tampoco menos.

Hacia 1138 Godofredo (o Geoffrey, como se prefiera) de Monmouth escribió una obra que fue muy importante en la Edad Media y que todavía se recuerda sobre todo porque en ella aparecía por primera vez la figura del Rey Arturo tal como la conocemos ahora: la HISTORIA REGUM BRITANNIAE ("Historia de los reyes británicos"). Pretendía ser, como lo indica su título, un libro de Historia, pero mucho de lo que dice es leyenda o invención del propio Godofredo.

Lo que se narra en LA LEYENDA DEL DRAGÓN GALÉS es el período "histórico" y preartúrico comprendido entre el reinado de Constancio Ambrosius y la ascensión al poder de Uther Pendragon, padre de Arturo, centrándose sobre todo en el usurpador Vortigern y cierta predicción que le hace Merlín. Todo ello está tomado de la obra de Monmouth y muchos lectores lo conocerán de sobra, dado que es muy famoso. Morales lo narra aquí en letras bastante grandes como para hacer bulto. Por lo tanto, quienes ya sepan de todo ello pueden prescindir perfectamente de este libro.

Sin embargo, a pesar de que yo estaba entre quienes conocían esa etapa preartúrica y adquirí el libro sin ojearlo o examinar la contratapa para ver de qué iba, no puedo decir que haya salido defraudado, y eso en razón de datos muy interesantes que Morales aporta en el prólogo y que se refieren a los colonos galeses de la Patagonia argentina. Tengo que confesar que, aunque también el prólogo es muy sucinto, me informó acerca de cosas de las que no tenía la menor idea y que me resultaron sencillamente apasionantes. Para mí, ése es el mayor mérito de este libro, el de despertar nuevas curiosidades. Porque, la verdad, a veces uno sabe mucho acerca de todo menos de lo que sucedió o sucede en el propio país.

El libro incluye un breve compendio acerca del Ciclo Artúrico y una bibliografía ¿por qué no decirlo?, soprendentemente extensa en relación a la brevedad de la obra. Lo que nos deja preguntando si Morales era lego en la materia de la que estaba tratando y tuvo que informarse tanto, o si otros autores de ensayos más voluminosos con bibliografías más escuetas habrán apuntado sólo un tercio de las obras consultadas. No importa. Lo que interesa es que LA LEYENDA DEL DRAGÓN GALÉS es un opúsculo que tiene pequeños méritos sólo por haberse propuesto escasas metas. Y hay que decir que, en relación a sus escasas páginas, es interesante la ya apuntada sorpresa reservada en el prólogo.

Escrita hace 8 años · 5 puntos con 1 voto · @EKELEDUDU le ha puesto un 10 ·

Comentarios