EXPLICANDO LO ABSTRUSO por arspr

Portada de PRIME OBSESSION

Gran sabor de boca me ha dejado este libro (a diferencia de "La Música de los Números Primos", que está bien pero...)

Lo primero que hay que decir es que posiblemente no libro para una gran mayoría de personas. Los libros de divulgación matemática pueden tener diferentes estilos y enfoques. En concreto y poniendo varios ejemplos concretos:
+ Los que te cuentan un poco la historietilla de los matemáticos y poco más (el mencionado de Marcus du Sautoy). Probablemente porque el tema (la Hipótesis de Riemman) era muy denso y complejo.
+ Los que aprovechando dicha historietilla te pegan un repaso a las matemáticas "básicas" de forma muy amena. Es decir "El enigma de Fermat" de Simon Singh. Que si bien adolece de lo mismo que el anterior respecto a Andrew Wiles y su prueba, por lo menos el repaso general previo es increíblemente lúcido.
+ Los que son una obra maestra interdisciplinar ("Gödel, Escher, Bach ..."), quizá ayudado porque el tema tratado (la autorreferencia) es más directamente trasladable a campos a priori "filosóficos", "psicológicos" "o de letras". (Por cierto tremendo guantazo a la "originalidad, imaginación o sensibilidad" de dichas "letras" en una cita posiblemente apócrifa de David Hilbert recogida en Prime Obsession, que, en teoría, dijo de uno de sus alumnos que abandonó las matemáticas para hacerse poeta: "No puedo estar sorprendido. Nunca pensé que tuviese suficiente imaginación para ser matemático").
+ Los que como en este caso consiguen explicar un tema extremadamente técnico, difícil y posiblemente alejado de nuestra cotidianidad de una manera tremendamente accesible y amena (a la vez que igualmente cuentan la historieta de su gestación).

Por eso digo que no es un libro para todos. Salvo que te gusten mucho las matemáticas, va a ser difícil que le encuentres un mínimo gancho al libro. Demasiado específico y demasiado "alienígena", se mire por donde se mire. (Al menos a priori: tú que estas utilizando internet y tarjetas de crédito, no te puedes ni imaginar lo importante que son los números primos para que todo el cotarro funcione).

Pero ahí radica también su gran virtud. En cierta manera es mucho más fácil no meterse en berenjenales ("La música de los números primos"), explicar lo sencillo ("El enigma de Fermat") o lo de por sí atrayente ("Gödel, Escher, Bach...") que ponerse a describir cómo los ceros de una función con valores complejos, (sí, aquello de la "i" al lado de los numerajos), tienen su aquel para contar la cantidad de números primos que hay hasta un determinado valor. (¿Y para qué quiero yo contar los números primos?, te preguntarás si el libro no es para ti).

Resumiendo, salvo que te gusten estas cosas, posiblemente deberás mantenerte alejado del tocho. Pero si te gustan, (y no eres matemático claro está), DUDO (con mayúsculas) que se encuentre un libro mejor para vislumbrar (aunque sea de lejos y de perfil) qué demonios es eso de la Hipótesis de Riemman. Un absoluto acierto de compra, redactado en estado de gracia con el equilibrio justo entre profundidad matemática donde es posible, pasar de puntillas donde no puede ser de otra forma, amenas "historietas" de sus matemáticos involucrados y un estilo francamente simpático y ágil.

Escrita hace 7 años · 5 puntos con 1 voto · @arspr le ha puesto un 9 ·

Comentarios