NOVECENTO por Shorby

Portada de NOVECENTO/ LA LEYENDA DEL PIANISTA DEL OCÉANO

Del autor sólo había leído Seda (también reseñado por aquí) en su día, que me gustó pero a la vez me dejó a falta de “algo”. Ese “algo” sí que lo encontré aquí.

Baricco nos narra la historia de un bebé al que han abandonado en el Virginian, un conocido y lujoso trasatlántico que transporta viajeros de diferentes clases (en sus cubiertas, por supuesto) en pleno boom de migración a los Estados Unidos.
En contra de lo que los padres del crío pensaban –que no era otra fantasía que el ser adoptado por algún buen samaritano de clase alta-, el bebé cae en manos de un tripulante: Danny Boodman, el maquinista; cuida con cariño al niño y además le da un nombre, Lemon Novecento. Lo que no espera nadie es que tenga un talento innato con el piano.

Así, el chiquillo acaba siendo un pianista conocidísimo sobre el océano y en tierra firme… la tierra que jamás ha pisado, aún pasando su veintena.
Y es que nuestra historia se sitúa poco antes de la Segunda Guerra Mundial, son los años dorados del jazz, la música que se lleva dentro e incluso se sigue sin partitura, como es el caso de Novecento.

Es algo así como un relato-guión, pues en alguna ocasión el autor nos hace anotaciones explicando cómo entran o salen los actores o qué se ve al fondo de la escena; apuntes aparte, me ha parecido muy amena. Me ha encantado.

Una historia inolvidable, intensa, contada en primera persona por un trompetista que viaja durante años en el Virginian y recuerda con melancolía al pianista del océano.

Y claro, no iba a finalizar sin volver a recomendar su adaptación cinematográfica, de nombre “La leyenda del pianista del océano”, de 1998, por Giuseppe Tornatore y con una bso preciosa de mano de Morricone.

Escrita hace 8 años · 4.3 puntos con 3 votos · @Shorby le ha puesto un 8 ·

Comentarios