DAFNE DESVANECIDA por Shorby

Portada de DAFNE DESVANECIDA

Esta novela finalista del Premio Nadal 2000, nos sumerge en el mundo de la literatura, en el de escritores y musas… en cómo escribir una novela. Cuando tienes amnesia.

Tenemos a Juan Cabo, un afamado escritor que acaba de sufrir –hace relativamente poco- un grave accidente de tráfico. Con la amnesia producida por el golpe (aunque está aparentemente ileso), lo queda más remedio que ir reconstruyendo poco a poco su vida desde donde la dejó… y empieza a conocer gente de lo más extraño.

En su cuaderno de apuntes, sólo aparece una frase que dejó a medias el día fatídico; se refiere a una mujer que acaba de ver y de la que se acaba de quedar prendado. Pero obviamente no recuerda nada.
Así, decide investigar sobre su extraño accidente y la misteriosa mujer, volver a su restaurante favorito, donde se reúnen escritores de todo tipo y donde todos ellos deben dejar algo escrito en su correspondiente cuartilla (el detalle del peculiar restaurante me ha encantado). Encontrará un apoyo en uno de los camareros, un fan suyo y a la vez escritor frustrado. El chico le ayudará a revisar los escritos de los clientes de aquel día, para así dar con alguna pista que le lleve a la mujer misteriosa… sin embargo acaba metido hasta las cejas en una espiral de la que es complicado salir.
Entre tanto, tenemos también a dos investigadores privados que se dedican a casos literarios; al importante editor del señor Cabo, que les ofrece a él y a varios escritores un proyecto diferente, a tiempo real; y a una joven, bella y elegante, cuya ocupación es ser musa de escritores.

¡Y todo esto en sólo 200 páginas!

Un libro que me leí de una sentada y me resultó súper curioso, realmente entretenido, donde su protagonista nos narra todo en primera persona, interactuando a su vez con el lector, entre incontables referencias a La Metamorfosis de Ovidio. Me recordó mucho a los clásicos del cine negro que tanto me han gustado siempre.

No es la primera vez que recomiendo a este escritor, seguramente tampoco sea la última, pues de nuevo, Somoza me sorprende –y encanta- con su versatilidad a la hora de recrear historias.
¿He dicho ya antes que me maravilla este autor? ;)

Escrita hace 8 años · 4.3 puntos con 6 votos · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios

@FAUSTO hace 8 años

Buena reseña, Shorby. Ya que eres una experta somozoina me gustaría plantearte una duda. Una de las cosas que más me llamaron la atención de este relato fue su sentido del humor, sobre todo en al principio, que carecía de las otras obras que he leído de Somoza, ¿hay algo parecido en alguna novela suya que hayas leído? Me pareció un matiz curioso e interesante que no desentona en una novela de intriga.
Saludos.

@FAUSTO hace 8 años

Jeje, quería decir somozaiana, valga el palabro.

@Shorby hace 8 años

Jajajajaj buen palabro ;)

A falta de leer 4 de sus novelas (El detalle, La ventana pintada, La llave del abismo, Zig-Zag), no he encontrado los toques de humor que vi por aquí.
De hecho es un detalle que me gustó porque no estaba acostumbrada =)