LA AMABA por Shorby

Portada de LA AMABA

Primer acercamiento a Gavalda con este corto pero intenso librito.

Comienza de manera ruda, al lector casi no le da tiempo de saber qué está pasando ni porqué.
Chloé ha sido engañada por su marido, que se ha ido con otra mujer abandonándola con sus dos hijas. La historia empieza con su marcha de la casa, de manera rápida, continuando con la misma metida en un coche, conducido por su suegro, Pierre, que se lleva a las tres a una casita que tiene en las afueras.
Allí nos harán partícipes de su curiosa relación, pues ella pensaba que el hombre era un viejo antipático y cerrado en sí mismo, pero nada más lejos; Pierre cuida de Chloé y de las niñas mientras ésta se deshace en lloros a todas horas, arropada por el frío invernal que reina en la casa. Es entonces cuando su suegro decide contarle su secreto, su vida misma. La otra cara de la moneda.

Entre toda esta historia, llevada casi en su totalidad a base de diálogos entre nuera y suegro, Gavalda nos deja caer una especie de moraleja, un “¿y tú qué harías?”
Pierre nos descubre en una maraña de sentimientos que durante un tiempo llevó una doble vida, engañando a su mujer con otra: Mathilde, a la que amaba. La amaba.
Nos cuenta todo desde el principio, mientras Chloé ríe, llora, ironiza y se enfada a partes iguales con su suegro, que no quiere más que ayudarla y dejar que vea otra versión de la historia, la suya.
Así pues tenemos a un hombre maduro, que en determinado momento de su vida, hace muchos años, mantiene oculta una relación con una mujer más joven. Relación que al final se va a pique por su cobardía. Por el otro lado tenemos a Adrien, el marido de Chloé, que decide dejarlo todo para comenzar de cero con la mujer de la que se ha enamorado, sin dar más explicaciones ni mirar atrás.

Con tan sólo diálogos, como he dicho un poco más arriba, la autora consigue emocionarnos, sobretodo cuando habla Pierre, poniéndonos el vello de punta en alguna ocasión, con sus palabras exquisitas que transmiten sus sentimientos y pensamientos a la perfección.
En general me ha gustado, contiene mucho sentimiento pese a su escasa duración, así que no se le puede pedir mucho más.

La novela, traducida a más de veinte idiomas, fue adaptada al cine por Zabou Breitman.

Escrita hace 8 años · 4 puntos con 2 votos · @Shorby le ha puesto un 5 ·

Comentarios

@Divendres hace 6 años

He leído varios de Anna Gavaldà, como soy comparador nato, suelo hacer analogía de su forma de escribir/relatar con la de mi querida Amélie Nothomb. Por supuesto, la Nothomb, mucho más atrevida y directa (en lo de pasional irían empatadas).

Tú lo has dicho, Shorby, no se le puede pedir nada más. Ni falta qué hace!

:)