CLÁSICO DE LA BANDE DESINÉE por Hamlet

Portada de ALIX: LA ISLA MALDITA

...Otro clásico de la bande desinée franco-belga en el que me he aventurado, por primera vez, con los mejores auspicios. Teniendo en cuenta que el género de aventuras y la antigua Roma son dos de mis debilidades, este Alix contaba ya de por sí con mucho terreno ganado para calar en mi estima, antes siquiera de abrir su primera página. Afortunadamente la cosa no se ha quedado ahí, en esas meras expectativas y afinidades, y me he encontrado con un cómic con muchas virtudes que hacen de él una lectura muy recomendable.

En primer lugar destaca su cuidada factura visual. Jacques Martin, autor completo de la obra, me parece un dibujante de primera línea dentro de la llamada escuela de la línea clara y este álbum es un magnífico ejemplo de ello. Su trabajo gráfico es sencillamente impecable. En cada una de sus planchas asistimos a un auténtico festín de numerosas viñetas que hacen de la pulcritud y el detallismo sus banderas. A ello hay que sumarle un vivaz colorido que insufla aún más riqueza y exuberancia al esmerado manjar que se ofrece al lector. La verdad es que me ha sorprendido gratamente como Martin, sin renunciar al uso de viñetas tradicionales, juega incansablemente con el número, forma y distribución de estas hallando un diseño de página muy personal. Cuando uno abre una de sus páginas es imposible fijar la vista en una sola de ellas dada su abundancia y diversidad, lo cual no impide que se siga perfectamente la narración una vez pasada esa primera impresión de aturdidora algarada.

Sin llegar a mi gusto al nivel de otros monstruos del estilo como Hergé, Edgar P. Jacobs o Chaland, he encontrado en él un dibujante verdaderamente exquisito.

En cuanto a su labor en el guión los halagos tampoco deben ser menos, ya que ofrece un guión complejo, rico en sucesos, personajes y situaciones.

Martin hace de la intriga y los acontecimientos ininterrumpidos sus principales valores, ofreciendo al lector una historia con la que es difícil llegar a aburrirse.

Al igual que en lo gráfico me ha sorprendido su generosidad con el lector, su opulencia. Ese gusto por lo recargado que, sin embargo, controla para no llegar a excesos negativos. Y es que en una plancha de Martin pasan más cosas que en diez de otros y eso en un cómic de aventuras se agradece y mucho. Ello no significa que se dedique a concatenar escena de acción tras de escena de acción de manera arbitraria y rutinaria. No. Martin es lo suficientemente habilidoso e ingenioso para que todo lo sucedido tenga una coherencia natural, poco forzada, que no obstante se mueve dentro de los parámetros de "coincidencias" asumidas del género.

En Alix, a diferencia de otros héroes al uso, encontramos que los héroes protagonistas son básicamente dos niños ( Alix y su amigo Enak ). Eso sí, con una astucia y valentía privilegiadas que sorprenderán a los más adultos ( visualizada ya de primeras en su aparición ante el consejo cartaginés ). Vamos, que no es el "Jabato". Este hecho, al menos en este álbum, que es el único que de momento conozco, redunda en que las mujeres en su habitual papel dentro del género no aparezcan. De hecho, no llega a aparecer ninguna en todo el tebeo.

Otro aspecto llamativo es la falta de humor. Alix en ese sentido es un cómic de aventuras e intriga no ya "puro", porque el humor ha tenido cabida en muchos clásicos del género, pero sí diría que con visión de la aventura más cercana al realismo en el sentido de que se aleja de parámetros más distendidos. En "Alix. La isla maldita" la aventura, pese a sus innegables atractivos, es ardua, dramática, peligrosa, supone perdidas y problemas que, al menos en sus páginas, destierran todo atisbo de humor juvenil, lo cual no deja de sorprender cuando el protagonista es un jovenzuelo. El suyo es un tono muy distanciado del de otras series con insignes aventureros juveniles como, por ejemplo, Tintin o Spirou.

Como podéis ver todos aquellos que aún no hayáis leído nada de Alix, es una serie en la que vale fijar la atención ni que sea para leer uno de sus álbums y ver que tal. Los que ya lo conocéis sabéis mejor que yo de que hablo. Por mi parte, tengo claro que seguiré leyendo más aventuras de este joven tan maduro y capaz que es Alix.

Escrita hace 8 años · 5 puntos con 2 votos · @Hamlet le ha puesto un 7 ·

Comentarios