NO ES GAIMAN por Arbolcelta

Portada de INTERWORLD
El autor de esta reseña ha idicado que contiene spoiler, mostrar contenido.

Me acerqué a este libro porque decía NEIL GAIMAN con letras grandes y Michael Reaves con letras más pequeñas. Pero eso no se siente cuando uno lo lee.

Ni el estilo ni el argumento parecen de Gaiman, de hecho, es muy patente la sensación de que Gaiman sólo prestó su nombre.

Ahora bien, el hecho de que esta novela juvenil no sea de Gaiman, no tendría que significar necesariamente que no sea buena. La realidad indica que la desilusión de no encontrar a Gaiman en el texto es el mismo que uno se lleva con el texto en sí.

Escrito en primera persona, el protagonista es un joven con un pésimo sentido de la orientación que, pronto, se encuentra envuelto en una conspiración entre tres fuerzas por conquistar los mundos de múltiples universos. Una fuerza se basa en la tecnología, otra en la magia y una tercera que intenta mantener el equilibrio entre las dos. Hasta ahí, parece interesante.

Pero el protagonista no genera empatía en ningún momento. Hay personajes que mueren en situaciones absurdas. Comparaciones desafortunadas (el protagonista joven declara no conocer ciertos grupos de música o películas de sus padres, pero luego narra sus aventuras usando comparaciones con cosas antiguas que antes se jactaba de no conocer). Los personajes son chatos y todo se basa en descripción de hechos. Como si alguien estuviera contando, sin ganas, las aventuras que hubiera vivido otra persona.

Desafortunada narración, desafortunadas comparaciones y desafortunada la idea de meterlo a Gaiman en el medio.

No volveré a comprar un libro en el que Gaiman haya sido coautor (esta es la segunda vez que me defrauda, Buenos Presagios escrito con Terry Pratchet también me defraudó) y, muchos menos, un libro del "tedioso" Michael Reaves.

Escrita hace 9 años · 3 puntos con 1 voto · @Arbolcelta le ha puesto un 4 ·

Comentarios