NO HAY QUE ESPERAR por Ikari

Portada de CAPERUCITA EN MANHATTAN

Hace tiempo que me propuse cumplir todas las cosas que tenía pendientes, una de esas cosas era ponerme al día con esa interminable lista de libros por leer.
En los libros de texto de lengua del colegio, al comenzar cada tema, había un fragmento de un libro de la época que se iba a estudiar. Con el tiempo fui recordando varios títulos que se me quedaron marcados y me propuse leerlos. Entre ellos estaba,"Caperucita en Mahattan". ¡Qué pena no haberlo leído en ese momento! esperar tantos años a leer un libro, no solo va aumentando las expectativas, sino que tú cambias y como decía el Sr. Coreander "Bastian, los libros cambian cada vez que los lees"

Es la historia de Caperucita Roja, trasladada al presente con un toque de azúcar glass.
En este caso el bosque son las calles de Manhattan con las que Sara lleva obsesionada desde siempre. Quiere llevarle una tarta a su abuela (que nada tiene que ver con la abuelita tapada hasta arriba con el camisón de franela) como cada fin de semana, pero no puede porque sus padres se han tenido que marchar. Sin embargo, Sara, que se siente enjaulada, necesita hacer ese viaje rutinario, pero liberador.
En el camino se encontrará, con Edgar Woolf, y Miss Lunatic que darán un vuelco a la historia tradicional y nos llevaran a una utopía donde el loco es el cuerdo y la libertad es el único medio de expresión.


Por cierto que al ver una imagen de la autora, me dí cuenta de que sin haberla visto antes, su físico, era precisamente el que yo le había dado a Miss Lunatic en mi imaginación.Una imagen de la que se puede intuir un espíritu guerrero y rebelde, con ansias de libertad para expresarse, pero sobre todo para poder ser uno mismo. Un rostro cansado y resignado por fuera, pero desafiante por dentro.


Siempre me llamó la idea de una caperucita "moderna" pero como ya he dicho, en mi mente, era más que en la realidad; sin embargo, es muy muy buena lectura par niños de entre 11 y 16 años ya que tiene la medida justa de fantasía y realidad para poder sumergir a un pre-adolescente en la lectura, ya a partir de los 16 todo es Mario Casas y Crepúsculos. Una pena.


http://porlotantolaguerraespaz.blogspot.com.es/2013/01/caperucita-en-manhattan-carmen-martin.html

Escrita hace 9 años · 4 puntos con 4 votos · @Ikari le ha puesto un 5 ·

Comentarios