¡ TEMIBLE NIÑA !...NO DEJA TÍTERE CON CABEZA por Hamlet

Portada de CAMILA

Hace mucho tiempo que vengo proyectando dedicar una entrada a mi cómic favorito "Calvin y Hobbes", pero por una razón u otra nunca acabo haciéndolo. Supongo que me impone demasiado respeto hablar de dos personajes que me han dado tantas y tantas horas de diversión, risas, ternura, complicidad y yo que sé cuantas cosas más. Desgraciadamente su creador Bill Watterson puso fin a sus tiras de prensa y ahora no me queda más que releerlas una y otra vez hasta desgastar sus páginas de tanto pasarlas, lo cual sigue siendo una placentera experiencia que nunca falla. Diría que en un día triste o gris no hay nada como leer "Calvin y Hobbes" si no fuera porque cualquier día es idóneo para leer las historias de este par de simpáticos pilluelos.

Dejando al margen a "Calvin y Hobbes", pero siguiendo con el formato de tiras de prensa, este año llegó por casualidad a mis manos el tebeo que nos ocupa hoy, "Camila", un volumen de forma apaisada, magníficamente editado por EDT, que recoge las tiras que su autor, Álex Fito, dedicó al personaje en el diario mallorquín Última hora. Aunque Camila nació como personaje en las últimas páginas de la mítica revista "El Víbora", Álex Fito en el 2010 recuperó el personaje cuando desde este diario balear le pidieron que creara para ellos una tira de sátira social. Parece que Fito vio en ello una fantástica oportunidad para hablar con humor, ingenio, y acidez, de la entonces incipiente crisis económica y de la vida actual en general. Todo ello desde una perspectiva familiar y cotidiana que juega con el reconocimiento por parte del lector de algunos aspectos.

¿Pero quién es Camila ? Pues bien Camila es una niña de unos seis años que parece tener por objetivo vital hacer la vida imposible a sus padres y a quienes le rodean. De hecho, ni siquiera sus abuelos quieren "gozar" de su compañía. Y es que Camila, ya sea en forma de acción o de afilada observación, rezuma mala leche por todos los lados en cada una de sus apariciones. Esta es una de sus diferencias esenciales respecto a sus antecesores/as. Camila es unidimensional. Mientras que otros personajes de tira de prensa más célebres destacan por su compleja caracterización y cosmos personal, por su abundancia de registros o tonos, ella se caracteriza exclusivamente por esa mala uva que sólo le divierte a ella y, por supuesto, al lector. En Camila no hay ternura, melancolía, complicidad, ni ningún tipo de sentimiento que mueva al afecto y la identificación más allá del disfrute compartido de su humor gamberro y contundente. En este sentido Álex Fito se ha mostrado menos ambicioso que sus "maestros de escuela". Más restrictivo si se quiere. No obstante ha sabido sacar partido de ello ofreciendo un producto muy sólido, que en ningún momento defrauda.

Al abrir las primeras páginas de este volumen la sorpresa no puede ser más grata al topar con un simpático homenaje a algunos clásicos como "Peanuts", "Mafalda" y, como no, "Calvin y Hobbes", que finaliza con una disertación del autor en boca Camila donde justifica la necesidad de su creación a la luz de estos clásicos. "Los clásicos...¡ Ellos ya lo han dicho todo ! ¿Por qué debería salir otra niña a opinar sobre lo que pasa por ahí hoy en día ?, mmm...supongo que el hecho de haber cambiado de siglo, el hecho de haber una crisis económica mundial brutal, y el hecho de haber un paro y unos recortes que pasarán a la historia podrían justificarlo..." dice Camila, para acabar con una conclusión-gag que la define, tanto como a la serie, a la perfección.

De esta forma Fito rinde homenaje a sus maestros y proclama los pasos que con su personaje va a seguir. Un camino que pasa por hacer bandera de un humor sarcástico, mordaz y crudo que, a base de risas, alumbra muchos aspectos hirientes de nuestra sociedad, de nuestra actualidad y cotidianidad más inmediata. El paro, la corrupción, el cambio generacional, la crisis de valores, las nuevas tecnologías, las relaciones familiares, ...todo tiene cabida en las viñetas de esta brutal y desconsiderada niña.

A menudo las tiras de prensa tienen un inconveniente y es la desigualdad entre sus tiras. Está claro que siempre habrá unas más graciosas y brillantes que otras, y que el artista no estará siempre igual de inspirado. Les pasa incluso a los más grandes. Sin embargo, he de decir que el nivel medio de las tiras de Camila es muy bueno. Rara vez se lee alguna que no despierte ni que sea una sonrisa. No sé si es que son fruto de una buena selección o es que Álex Fito acostumbra a ese nivel siempre. Pero da igual, lo que importa es que todas las tiras contenidas en este volumen tienen su gracia y no es poca.

En cuanto al dibujo, pese a no tener la riqueza ni encanto de los grandes del género , es cumplidor y eficiente en su tarea de acompañar y apuntalar a los textos. Además, Fito opta por un sobrio bitono cromático que acaba de redondear la cuidada factura visual del álbum.

En definitiva, "Camila" es una tira de prensa muy recomendable. Leyéndola se pasan momentos fráncamente divertidos y cuenta con la ventaja, intrínseca a su formato, de que puedes leerla al ritmo y con la espaciosidad que quieras al tratarse en muchos casos de gags sin apenas continuidad, que acostumbran a resolverse en 3 o 4 viñetas. Claro está hay excepciones donde la continuidad se da de la forma habitual en este tipo de cómics.

Espero que pronto tengamos otro volumen de las correrías de esta pequeña hija de nuestros tiempos con el que poder reírnos acerca de la realidad sin tener que olvidarla. Viendo los tiempos que corren, por material de actualidad sobre el que trabajar no será (sic).

*Esta reseña con imágenes para poderos hacer una mejor imagen de lo explicado la podéis encontrar en: http://dentrodellaberinto-jareth.blogspot.com.es/2012/12/camila-pequena-bestia-parda-de-alex-fito.html

Escrita hace 8 años · 5 puntos con 2 votos · @Hamlet le ha puesto un 6 ·

Comentarios