CUANDO TODO CAMBIÓ por Shorby

Portada de CUANDO TODO CAMBIÓ

Este es uno de esos libros que llevo queriendo leer desde que salió en las listas de novedades –es decir, muchísimo-. Y debo decir que la espera ha merecido la pena.

Es una novela cuyo punto suerte (entre otros) son sus personajes, realmente cercanos, perfectamente perfilados… Tan bien escrita, tan fácil de leer, con tantos sentimientos en sus páginas, que me dio mucha pena que terminase.

Natalie Ward nos va contando su infancia y adolescencia, a caballo entre la actualidad y aquella época. Nos hace partícipes de cómo era su vida, idílica por entonces en la granja familiar, con sus padres y hermanos; por otro lado, también conocemos –de diferente forma y con otro tipo de narración- la visión de Nettie, su madre, en algunos puntos de esta crónica.

La historia comienza en los bosques de Canadá, durante un verano de mediados de los 60, y con ella, aparece el cambio radical en la vida de los Ward. River.

Natalie nos cuenta sus complejos, su poca relación con la gente de su edad y su devoción por su hermano mayor, Boyer (un personaje que, debo decir, me ha enamorado desde su primera aparición). Al chico le encanta leer, aprender y enseñar a sus tres hermanos menores, sin embargo la que comparte su afición por todo ello es la pequeña de la casa.
Nuestra narradora, que siempre ha sido un chicazo, se queda prendada del chico contratado por sus padres para ayudar en la granja: un hippie veinteañero de melena rubia y carácter afable que se hace llamar River y ha desertado en plena guerra de Vietnam.

Así, pasamos al 2003, donde su madre se encuentra hospitalizada y con ya poco tiempo de vida. Natalie viaja de nuevo al norte de Canadá, a la que era su casa, pero se resiste a recordar su pasado y volver a la granja familiar, de donde huyó hace algo más de 30 años sin saber algo sobre ese misterio que trastocó todo.
Ni qué decir tiene que sólo lo sabremos colándonos en sus recuerdos.

Capítulos cortos, de prosa elegante y delicada, que te mantienen en vilo haciendo que no puedas parar de pasar páginas y todo se ocurra en un suspiro dejando al final un nudo en la garganta…
Un libro delicioso que me ha encantado, una historia preciosa, a intervalos triste y amarga, pero sobretodo plagada de sentimientos e intriga.

Una de las novelas que más me han gustado en lo que llevo de año. Sobra decir que la recomiendo.

Escrita hace 9 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 8 ·

Comentarios