BABAYAGA por Shorby

Portada de BABAYAGA

Babayaga se basa en un personaje clásico del folclore eslavo. Era una vieja ogresa con olfato impresionante, una pierna de carne y otra de tan sólo hueso –este detalle representa el mundo de los vivos y los muertos, por donde esta “señora” se movía normalmente-; viajaba sobre un mortero y su llegada era avisada con chasquidos de madera y fuertes ráfagas de viento. Lo que más le gustaba en el mundo era comer niños gorditos, aunque la de este cuento solo tenía un diente.

Esta es una versión del relato popular que nos da a conocer a la ogresa desde su infancia, haciéndonos ver que ya apuntaba maneras; de mayor, es la dueña de un restaurante llamado “El bebé sabrosón”. ¡Pero como es tan mala, allí no va nadie!

En esta historia, aparece una niña dulce y rechoncha, Miguita, que es enviada por su malvada madrastra a casa de Babayaga. Una vez allí, la cría no puede hacer otra cosa que intentar escapar y no ser engullida por ella.

Como siempre, tenemos preciosas ilustraciones, con ese toque personal de Dautremer que tanto me gusta.

La verdad es que es un personaje que siempre me ha gustado bastante, de hecho aparece en otra novela, Encantamiento (Orson Scott Card) donde hace un papel la mar de curioso. Libro que aprovecho para recomendar de nuevo, por cierto.

Lo dicho, no dejéis de echarle un ojo al cuentito, que es corto y merece la pena, aunque solo sea por las ilustraciones que he comentado anteriormente.

Escrita hace 8 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 7 ·

Comentarios