LA EXTRAÑA MUERTE DE BIBI CHEN por Minaith

Portada de UN LUGAR LLAMADO NADA

Divertida novela de viajes con todos los tópicos del mundo y una narradora muy especial. Los doce personajes viajeros se vuelven demasiados y, para no espesar el libro, algunos llegan al final de las páginas siendo prácticamente desconocidos. Por sus ojos (y manías) se echa un vistazo a Birmania o Myanmar. La narradora es una china muerta que acompaña en forma de espíritu invisible a los viajeros. Tiene un carácter gruñón muy simpático y sus protestonas observaciones a menudo son ácidas e "hilarantes sin proponérselo". Los occidentales no se libran de un buen repaso a nuestros estereotipos y esa arrogancia condescendiente hacia todo lo que no es yanki.

Prosa ligera pero no frívola, capítulos bien estructurados sin una forma descaradamente comercial. Una historia secundaria y muy breve sobre los recientes años turbios de China, y a fin de cuentas un tierno relato de círculos que se cierran y asuntos pendientes que se completan, llevando a la paz y a la trascendencia. El toque espiritual —no podía faltar en un viaje a oriente— llega esta vez de forma un tanto abrupta y metido con calzador si bien, a cambio, es muy superficial, apenas afecta a la trama y no agobiará a los lectores ateos.

Mucho más legible que "El club de la buena estrella" y con alma de lectura de verano, sin duda recomendable para una lectura ligera de calidad.

Escrita hace 8 años · 4 puntos con 2 votos · @Minaith le ha puesto un 7 ·

Comentarios