GRILLETO: LIMÍTESE A LO SUYO por EKELEDUDU

Portada de LAS MOMIAS

"...desde los primitivos ejemplares de Sakkarah hasta los últimos intentos coptos de la decimoctava dinastía; también hay momias de otras culturas, incluso ejemplares hallados recientemente en las islas Aleutianas, figuras agonizantes pompeyanas, sacadas en escayola de los trágicos vaciados que se encontraron entre las cenizas que inundaron la ciudad, cuerpos momificados por causas naturales, hallados en minas y otras excavaciones, procedentes de todas partes, algunos sorprendidos en posturas grotescas, ocasionadas por la angustia de la muerte..."Tal la descripción que en el escalofriante cuento RELIQUIA DE UN MUNDO OLVIDADO hacía Hazel Heald ( o Lovecraft, coautor extraoficial, según parece) de la sala de momias del imaginario Cabot Museum, de Boston, y tal vez muchos lectores hayan quedando preguntándose, igual que yo, si realmente existiría tal variedad de momias en el mundo, o si sería fruto de la imaginación de la autora o del coautor a la sombra. La verdad es que aparte de las archifamosas momias peruanas y egipcias, durante mucho tiempo después de leer dicho cuento no tuve conocimiento de que existieran otras, salvo las halladas en las turberas del norte de Europa, y algún cadáver encontrado aisladamente en asombroso estado de preservación. En este sentido, Las momias amplió bastante mi panorama sobre el tema. Por desgracia, el libro es de 1989, y por lo tanto no se ocupa, por ejemplo, de las interesantísimas momias tocarias de Ürumchi, que aunque descubiertas a fines del siglo XIX fueron debidamente investigadas con posterioridad al libro de Grilletto (antropólogo especializado en el antiguo Egipto e investigador para el Departamento de Ciencias Antropológicas y Arqueológicas de la Universidad de Turín). También, por la misma razón, queda excluido Ötzi, el hombre prehistórico cuyo cadáver fue descubierto congelado en los Alpes. Es más, el autor reconoce en la introducción: "Seguro que habrá habido omisiones... Es evidente que son tantos los datos, que se pueden recavar (SIC; Dios mío... ¡ESA "V"!) sobre el tema, que es imposible agruparlos todos en un solo volumen. Bien, si el libro se ocupara exhaustiva y únicamente de aquello que anuncia su mismo título. Pero lamentablemente, Grilletto tiene tendencia a explayarse sobre otros temas más o menos relacionados con las momias, y a veces hasta se va por las ramas de manera alarmante, y llega a afirmar tonterías de grueso calibre. Así, por ejemplo, sostiene vehementemente que Merneptah fue el faraón bajo cuyo reinado se produjo el éxodo, la salida de Egipto del pueblo hebreo. ¡Por Dios!... Sí, de acuerdo: Merneptah, o Merenptah (las grafías difieren) ha sido señalado por algunos historiadores como el probable faraón bajo el cual se habría producido el éxodo. Pero que el éxodo todavía no ha sido confirmado por la arqueología como hecho histórico (y por lo tanto, mucho menos Merneptah como el dichoso faraón) es ampliamente sabido. Quien lo ha demostrado con más coherencia, desde mi punto de vista, fue Charlotte Booth en EL SECRETO DE LAS ESFINGE Y OTROS MISTERIOS DEL ANTIGUO EGIPTO, que ya hemos comentado. Así que aseverar rotundamente que el hecho ocurrió de verdad, como lo hace el autor, me parece harto imprudente. Luego tenemos un tedioso capítulo dedicado a la leyenda de la maldición de Tutankhamón, que quizás en ese entonces conservara su séquito de fieles creyentes, y que podríamos excusar por esa razón, aunque hoy en día resulte más que ridícula; pero, ¿era preciso ir de zoncera en zoncera pasando de la maldición de Tut al diamante Hope, que nada tiene que ver con momias ni faraones?

Es indudable que no hay tantos libros que aborden con amplitud el tema de las momias a escala mundial, así que nos vemos obligados a hacer la vista gorda. Hay que admitir que al menos Grilletto contribuye a que dejemos de lado todo eso, porque cuando se dedica a lo que tiene que dedicar, cuando menos conforma. Explica las diferencias entre momificación y embalsamamiento, detalla el proceso de embalsamamiento, informa qué condiciones deben reunirse para que un cadáver se momifique naturalmente, nos dice qué se puede averiguar gracias a un cadáver perfectamente preservado. En este último caso, quizás haya quedado desactualizado gracias al avance de la genética y las técnicas de análisis de ADN, pero de todos modos resulta interesante. Y pasa revista, cómo no, a las momias de todos los rincones del mundo, con las omisiones que él mismo admite y que mejor no enterarnos de qué se trata, para no matarlo por no hablarnos de ellas y sí del condenado diamante Hope.

El libro incluye fotografías muy buenas, yo diría que excelentes en muchos casos. Dejan con ganas de más.

Escrita hace 9 años · 0 votos · @EKELEDUDU le ha puesto un 8 ·

Comentarios