CARAMELOS por Shorby

Portada de CARAMELOS

Si bien este no es el mejor libro que me he ventilado en lo que lleva de año, es una lectura diferente e interesante que no creo deje indiferente a quien se adentre en ella.

Nuestra narradora y protagonista es Hong, una chica china de diecisiete años que decide abandonar el instituto para superdotados donde estudiaba.
Huye de su vida y su ciudad para forjarse un futuro, sin embargo no es tan fácil como parece…

Conoce a Saining, un joven músico dos años mayor que ella e igual de perdido, si no más. No tiene problemas de dinero gracias a su madre, así que Hong acaba viviendo –y siendo mantenida por él- en su casa.
No hacen absolutamente nada con su vida, salvo fumar hierba, beber, escuchar rock y follar como locos… sin embargo, de eso también se acaban cansando.

Nos adentramos así de lleno en un mundo de vicios y prostitución llevada a cabo para poder permitirse los mismos, donde gente muy joven –y no tanto- no sabe qué hacer con su vida y simplemente vive el momento a su manera... bastante discutible igualmente.

Una historia llena de promiscuidad, drogas, alcohol, suicidios, violencia y demás excesos, donde la protagonista no quiere otra cosa que encontrar el amor, aún sin saber qué y cómo es exactamente, pero desde luego no da con la persona adecuada. O quizá sí.

Ausente por completo de diálogos como tal, la historia de Hong nos pondrá los pelos de punta, además de darnos ganas de abofetearla en más de una ocasión para que recapacite, despierte y madure. Pero no se puede.

De narración clara, concisa, sin florituras de ningún tipo y bastante brusca, aunque no me ha terminado de convencer, ya que en ocasiones parece que nos está contando la historia atropelladamente una niña de quince.
Tenemos una novela cruda, prohibida en su día por el gobierno chino, que recomiendo un poco a regañadientes, aunque soy consciente de que no es de gusto de todos.

Escrita hace 9 años · 0 votos · @Shorby le ha puesto un 6 ·

Comentarios