UNA NOVELA CONVENCIONAL. UN PERSONAJE MÍTICO por Tharl

Portada de EL HIJO DEL SUEÑO

Alejandro es uno de los personajes más fascinante de la Historia, no es un mito histórico como Napoleón, tampoco es un Cesar, es un Aquiles.
Mitad hombre mitad Dios, leyenda a medias entre el mito Histórico y la pura mitología, Alejandro es un genio militar, un héroe implacable; es la mayor estrella fugaz que iluminó por un instante el firmamento para desaparecer al segundo. Tiene tal fuerza, tal magnetismo que es imposible no verse atraído hacia él y desear poder acompañarle hasta el fin del mundo. Viendo este potencial, Manfredi decide tejer su obra alrededor de él, del mito, de un Alejandro sin duda idealizado, al menos en esta entrega. Alejandro es el Aquiles de nuestra historia, no es azar que algunos escritores clásicos dijeran que fue educado por el centauro Quirón, el mismo que fue tutor de Aquiles y Heracles. Pero claro, Manfredi es un escritor del XXI, no le importa dar una visión históricamente idealizada del genio militar, pero debe esconderlo bajo el rigor histórico, bajo un pseudorealismo académico vestido de falso sentido crítico. Por ello estoy seguro –aun sin leerlas- que en las sucesivas entregas irá desidealizando al personaje, humanizándole sin profundizar realmente en su psicología. Personalmente no me importa que idealicen a Alejandro, estoy algo cansado de este afán moderno de humanizar héroes y mitos (hace tiempo que dejó de ser rompedor y original para ser lo común), y además da a la trama un tono épico que le sienta bien, y admitámoslo, lo lanza a un mercado más amplio y apto para la calidad de Manfredi: el juvenil.

Centrándonos más en el libro, este recorre desde el nacimiento del protagonista, hasta que pone el punto de mira en Persia. Es decir, trata la relación con su padre, Filipo y sus hazañas, las guerras panhelénicas.
Durante la infancia del personaje hay poco que destacar, es pasable sin más, pero luego, una vez Alejandro vuelve a Mieza tras haber sido educado por Aristóteles comienza a tomar ritmo, Alejandro se vuelve más atractivo y en mi caso me metí completamente en la novela y desde la lucha contra la liga panhelénica de Atenas hasta el final lo leí de un tirón, devorando sus páginas atraído por la magia de Alejandro y seguro de que en mi fagocitosis no me perdía nada.

Quiero precisar también que a quien le interese en mayor profundidad el personaje de Alejandro Magno, o quiera deleitarse en una buena novela histórica sobre este personaje, Manfredi no es la mejor elección, tal vez Renault.
El autor escribe todo en clave contemporánea, llegas casi a imaginarte a Aristóteles fumando un piti con el café mientras explica a Alejandro la crisis global. Se introducen arcaísmos como “Si Dios existe tiene las manos de…” o trata temas más propios de la mentalidad contemporánea como “¿Es posible un mundo sin esclavos?” con respuestas simpáticas, típicas de un pensamiento moderno simple y nada clásico: “Solo el día en que los telares funcionen por si mismos”.
En cuanto a su calidad para entretener y deleitar al lector que busca evasión, queda en evidencia a la hora de trazar las batallas. Si durante la novela es poco visual, en las batallas esto es imperdonable. Además se limita al componente macro de ellas, habla de batallones y choques y no de personas y luchas. El ritmo falla y no introduce bien al lector en la acción. Como las comparaciones son inevitables, diré que no tiene nada que ver con Negrete, quien es visual, se recrea en la batalla y trata tanto la estrategia -en un primer lugar con habilidad y sencillez- como la lucha a través de los personajes en primera persona. No hay color.

Tras preguntarme porqué Manfredi me causa esta impresión presentista, simple y donde casi todo ocurre pegote tras pegote de forma cerrada sin temas transversales he llegado a la siguiente conclusión:
Como buen escritor de sagas desde el principio acotó lo que narraría en cada tomo. Dentro de cada tomo sacó sus conocimientos de académico, ordenó cronológicamente los acontecimientos que quería narrar, dividió cada uno en capítulos cerrados y entre medias intercaló otros donde relatar anécdotas para mostrar superficialmente la sociedad y para que se definan y evolucionen los personajes.
El resultado es como comento un libro entretenido, de formato televisivo (cada capítulo es un episodio casi cerrado y mal hilado con el siguiente) y sencillo. Pero destaco el componente histórico, presentista pero bien documentado (no era para menos), y me gusta el personaje de Alejandro (primo), que helenizará Roma.

Recomendado para los que quieran un acercamiento superficial y entretenido a Alejandro Magno. El único problema es, por ser una trilogía, el coste en tiempo y dinero es demasiado elevado, yo no sé si seguiré.

Escrita hace 9 años · 4.6 puntos con 5 votos · @Tharl le ha puesto un 6 ·

Comentarios

@EKELEDUDU hace 9 años

Sinceramente, a mí tampoco me pareció gran cosa esta trilogía sobre Alejandro, a pesar de la fama que tiene. Yo logré llegar hasta el segundo tomo, LAS ARENAS DE AMÓN; pero en éste lo que decías acerca de la mentalidad contemporánea alcanza niveles inaceptables cuando los amigos de Alejandro recurren a la guerra bacteriológica para eliminar al mercenario Memnón, al servicio de los persas. Esto ya me pareció demasiado. También se me hace que Manfredi debe ser admirador de Alejandro y, en la medida que pudo, habrá querido salvar el prestigio de éste a riesgo de reescribir la Historia; porque hasta donde me consta, a los historiadores les planean muchas sospechas sobre la inocencia de Alejandro en el asesinato del hijo de Filipo y Eurídice (y en realidad, a ésta parecen conocerla bajo otro nombre, Cleopatra); es más, la mayoría parecen estar bastante seguros de que lo hizo liquidar él. Todo eso, sumado a que el estilo no me pareció de lo mejor, hizo que fuera postergando eternamente la adquisición y lectura del tercer volumen. Muy buena reseña.

@Tharl hace 9 años

Jajaja, lo de la guerra bacteriológica es tremendo :D

Por lo que entendí en la novela, al hablar de la investigación de la muerte de Filipo, se insinúa que o es Alejandro o su madre, al menos fueron las conclusiones que yo saque con los datos que seleccionó Manfredi. Me pareció una parte bastante documentada y honesta, aunque quede como un alarde de conocimiento mal ensamblado.

Yo tengo el consuelo de que me lo leí prestado, y me ofrecen los dos siguientes, aunque no sé si los aceptaré. Odio dejar libros, series y sagas a medias, aunque me arrepienta cada día que veo un capítulo o cad entrega que leo. Estoy hasta tentado de releerme todo Harry Potter empalmándolo con la lectura del último, que es el que me falta. Pero nunca encuentro ganas. Aun así, es uno de los proyectos que no logro renunciar del todo.

@EKELEDUDU hace 9 años

Te entiendo perfectamente, porque en teoría yo no renuncié a la lectura del tercer volumen de ALEXANDROS; pero no conozco a nadie que lo tenga para prestármelo, y siempre encuentro libros más tentadores que comprar. Y lo mismo me pasa con otras sagas, como DEJADOS ATRÁS; pero ésta ya no creo que vaya a terminarla, es demasiado larga.

@Hamlet hace 9 años

Menuda caña le estáis dando al pobre Manfredi!! jeje. Ya veis que mi opinión es algo más benevolente que la vuestra, aunque comparto muchas de las cosas que decís.
La verdad es que puede que no sea un novelon pero teniendo en cuenta la calidad media del género en que se inscribe no he podido darle más que un ajustado 7. Lo recuerdo bastante ameno y entretenido. Vamos, que pase buenos ratos leyéndolo. En cuanto al tema histórico está claro que siempre será controvertido, ya que ni los especialistas se ponen de acuerdo en muchísimas cosas. Por ejemplo, sobre el papel de Alejandro o de su madre en la muerte de Filipo la cosa ni es clara ni lo será nunca. Los que suponen que participo Olimpia, al igual que los que suponen que también Alejandro, se basan única y exclusivamente en que fueron los más beneficiados. Al menos en lo aparente, ya que en lo personal no se tiene ni idea de como llevo Alejandro la muerte de su padre en lo íntimo. Todo son conjeturas. ¿Coherentes? sí. ¿ Con sentido ? Sí. Pero conjeturas y suposiciones al fin y al cabo. Será un misterio por resolver toda la vida, al igual que la muerte de Alejandro.
Por cierto, bienvenido de nuevo a la página Tharl. Ya veo que vuelves con las pilas puestas y además con reseñas tremendamente interesantes. Espero seguir leyéndote, amigo. Un abrazo. Y otro para ti, Ekeledudu.

@Hamlet hace 9 años

Menuda caña le estáis dando al pobre Manfredi!! jeje. Ya veis que mi opinión es algo más benevolente que la vuestra, aunque comparto muchas de las cosas que decís.
La verdad es que puede que no sea un novelon pero teniendo en cuenta la calidad media del género en que se inscribe no he podido darle más que un ajustado 7. Lo recuerdo bastante ameno y entretenido. Vamos, que pase buenos ratos leyéndolo. En cuanto al tema histórico está claro que siempre será controvertido, ya que ni los especialistas se ponen de acuerdo en muchísimas cosas. Por ejemplo, sobre el papel de Alejandro o de su madre en la muerte de Filipo la cosa ni es clara ni lo será nunca. Los que suponen que participo Olimpia, al igual que los que suponen que también Alejandro, se basan única y exclusivamente en que fueron los más beneficiados. Al menos en lo aparente, ya que en lo personal no se tiene ni idea de como llevo Alejandro la muerte de su padre en lo íntimo. Todo son conjeturas. ¿Coherentes? sí. ¿ Con sentido ? Sí. Pero conjeturas y suposiciones al fin y al cabo. Será un misterio por resolver toda la vida, al igual que la muerte de Alejandro.
Por cierto, bienvenido de nuevo a la página Tharl. Ya veo que vuelves con las pilas puestas y además con reseñas tremendamente interesantes. Espero seguir leyéndote, amigo. Un abrazo. Y otro para ti, Ekeledudu.

@Tharl hace 9 años

Es cierto que el género está un poco deteriorado, pero de estilo similar al de Manfredi pero bastante superior me quedo con Javier Negrete (le vi en la feria del libro =D), y del mismo género pero con un enfoque distinto a Collen McCulo.

Muchas gracias por la cálida re-bienvenida, amigo. Un abrazo.

@Tharl hace 9 años

*del género tengo ganas de probar la trilogía de Escipion, la conoceis?

@EKELEDUDU hace 9 años

No, ni sabía que hubiera alguna trilogía sobre Escipión. No sé si Negrete será buen o mal autor porque todavía no pude leer nada de él, pero en cuanto a fama he notado que está en ascenso quizás lento pero constante. La primera vez que vi su nombre fue de casualidad, y ahora encuentro cada vez más gente que lo nombra con cierto respeto. Abrazo devuelto, Hamlet, muchas gracias.