BUENA DESCRIPCIÓN, MALÍSIMA HISTORIA por arspr

Portada de LA CANCIÓN DEL CIELO

No es la primera vez, ni la última, que lo importante en un libro no es la aparente trama central sino los periféricos. Y desde luego no es ni mucho menos algo negativo del libro, sino una herramienta narrativa tan válida como cualquier otra.

Y una vez más este es el caso. Sin destripar demasiado, la historia central sirve de excusa para describirnos a Wraysford, (que es mucho más interesante) y Wraysford sirve de excusa para describirnos la dureza de la guerra, en particular, la Primera Guerra Mundial.

Hasta aquí ningún problema. Es más, ambos aspectos aprueban con nota según mis gustos. Wraysford es un dolido solitario más que interesante y la descripción de la inhumanidad de que somos capaces es uno de mis temas recurrentes para comerme el coco. Francamente, quizá es morbo, o quizá miedo de rasgar el tenue telón que nos separa entre civilización y ser peor que el peor de los tumores cancerígenos, pero me fascina la descripción de perdedores muy vencedores por el simple motivo de resistir, de, en muchos casos, limitarse a ponerse de perfil para intentar evitar que la mierda les ahogue, o si lo hace, que no sea demasiado. De simplemente existir en una zona donde el bien y el mal, como los conocemos por los grandes filósofos y religiones, o por nuestras reflexiones en cómodas butacas de salón, carece del más mínimo significado real. (Entre mis lecturas más o menos recientes, la saga de Geralt de Rivia o Ensayo sobre la ceguera).

Pero en negativo, este libro tiene la estúpida historia central. Sin entrar en muchos detalles, por no generar "spoiler", digamos que comienza en plan erótico festivo, con vueltas de tuerca y decisiones absurdas por personajes porque si no se acaba el libro, e intenta cerrar el círculo con una supuesta investigación que, simplemente, se podría haber ahorrado una de las protagonistas "secundarias" preguntando directamente a su madre. Y para colofón termina con un "homenaje" sensibloide al amigo del abuelo... De verdadera penita, pena.

Escrita hace 9 años · 3 puntos con 1 voto · @arspr le ha puesto un 6 ·

Comentarios