UN BUEN LIBRO PARA RECORDAR, O IMAGINAR… por Tharl

Portada de PAUL SE MUDA

“Paul se muda” es uno –creo que el primero- de los breves comic de la saga costumbrista y autobiográfica de Rabagliati. En él se nos muestra como Paul conoce de muy joven a su novia, se enamoran e independizan juntos en su primera mudanza. No es nada original, nada del otro mundo, solo muestra la vida normal de unos personajes normales: el paso de la adolescencia a la edad adulta, el primer amor, la primera mudanza, los primeros trabajos, los amigos, las clases… momentos por los que todos hemos pasados o pasaremos con un estilo fresco, íntimo pero no empalagoso ni preciosista, ligero y agradable, lo que permite a quien lo haya vivido recordar los momentos nostálgicamente y a quien no, imaginárselo idílicamente, casi de ensueño. Esos son los mejores momentos del libro, puede que su único valor, pues a nadie le interesan las anécdotas de ese híbrido entre Tintín y el autor que es Paul, pero cuando la vida normal de él se solapa con la propia -la memoria e imaginación del lector-, brota una dulce sonrisa.
Por supuesto, el libro, como la memoria recuerda más lo positivo que lo negativo y distorsiona las malas experiencias en la nostalgia del recuerdo.

Tiene también un aire pop que siempre me saca un poco de quicio aunque aquí menos que de costumbre y acompañado de un humor agradable. Y es que se confunde normal con popular (en el peor sentido), Paul se tan tan “normal”, que se ríe –con desenfado, eso sí- del cine de autor y del arte contemporáneo y es tan moderno y guay, que su único gran autor y gurú del comic es Hergé (Tintin). Y lo que es peor, Gabagliati es incapaz de desprenderse de su formación de diseñador y nos rodea cada imagen con demasiado texto (las más intimistas, las mejores, por suerte suele dar más protagonismo al dibujo) y con marcas comerciales por todas partes.

Un buen intento de mostrar la belleza de la vida cotidiana donde lo mejor es el desenfado, el intimismo y las tiernas sonrisas que provocan.

Escrita hace 9 años · 3 puntos con 2 votos · @Tharl le ha puesto un 6 ·

Comentarios

@salakov hace 9 años

Pues a mí me gusta mucho la saga de Paul. Me enamoró cándidamente su "Paul va a trabajar este verano" y me sorprendió la madurez y desenlace de "Paul va de pesca".
Para mí es un autor fundamental que ningún aficionado al cómic se debería perder (aunque es verdad que este tomo que reseñas quizá es el más flojito).

@salakov hace 9 años

Pues a mí me gusta mucho la saga de Paul. Me enamoró cándidamente su "Paul va a trabajar este verano" y me sorprendió la madurez y desenlace de "Paul va de pesca".
Para mí es un autor fundamental que ningún aficionado al cómic se debería perder (aunque es verdad que este tomo que reseñas quizá es el más flojito).

@salakov hace 9 años

Pues a mí me gusta mucho la saga de Paul. Me enamoró cándidamente su "Paul va a trabajar este verano" y me sorprendió la madurez y desenlace de "Paul va de pesca".
Para mí es un autor fundamental que ningún aficionado al cómic se debería perder (aunque es verdad que este tomo que reseñas quizá es el más flojito).

@salakov hace 9 años

(¡se ha vuelto loco el ordenador, redios!)