UNA INFANCIA INFERNAL por BriGid

Portada de STITCHES: UNA INFANCIA MUDA

A esta novela se le podria atribuir perfectamente el adjetivo de completo, porque en mi opinión lo tiene todo. Sabe entretener porque es una historia de las que normalmente no te encuentras, porque te llena y hasta da pena que se termine por lo corta que se te hace, porque casi no cuenta y lo cuenta todo, es decir, que "más vale una imagen que mil palabras", porque es emotiva sin llegar a parecer empalagosa hasta el punto que te de un tremendo subidón de azúcar, porque es cruel, despiadada, perversa, maquiavelica, grotesca...y seguiría añadiendo adjetivos hasta la saciedad...

No estaría de más que añadiría que está basada en hechos reales y aunque el protagonista aparece hasta su madurez, no en la total sino en la mediana, la historia principal y la que logra impactar de lleno se basa mayormente en la infancia, en el trato que posee un inocente y vulgar niño con la vida y su familia, como es tratado, ultrajado, manipulado y marginado y a raiz de ese trato que recibe como convierte sus pesadillas en la fantasia más perversa y filosófica, porque en mi opinión los pensamientos que salen de la cabecita de ese niño en gran parte son perversos.

Esta novela, todo hay que decirlo, es especial, es un tanto atípica, es más es hasta recomendable para aquellos que no están acostumbrados o introducidos en el mundillo de la novela gráfica, y la crítica la incluye como "la mejor novela gráfica para los iniciados" por así decirlo. Yo diria que tiene mucho de sentimentalismo, pero no un sentimentalismo vulgar y facilón sino el justo y necesario porque lo que más posee en mi opinión es fantasia y hasta cierto terror.

Lo que tengo muy claro es que no me cansaría de recomendarla y hasta de seguir escribiendo sobre todo lo que me gustó y me marcó esta curiosa historia pero ¿para que? si lo mejor es leerla ya que me da la sensación de que es una novela que no merece demasiado comentario, porque como ya añadí más arriba "una imagen vale más que mil palabras".

Escrita hace 9 años · 3.5 puntos con 2 votos · @BriGid le ha puesto un 10 ·

Comentarios

@_567_ hace 9 años

Pues sí, toda una sorpresa esta terrorífica memoria gráfica. El dibujo es realmente precioso dentro del tono oscuro del cómic y el derroche de imaginación de Small, a pesar de la casi práctica ausencia de diálogos (aunque los que hay son realmente meritorios); vaya, que me ha encantado. Ya desde la primera viñeta, que es algo que yo no había visto nunca en este género: todo un travelling cinematográfico en imágenes dibujadas. La familia da miedo, y más saber que fueron gente real, desde los padres (la puta madre sobre todo) hasta esos abuelos tan gótico siniestros. Tan sólo el hermano parece comprender el infierno sin voz por el que pasa el pequeño David...

@BriGid hace 9 años

Completamente de acuerdo Krust, a mi me marcó de lleno esta novela gráfica, me alegro mucho que a ti te haya ocurrido de igual manera.