A TU ESTANTERÍA SIN DUDARLO por Lunatica

Portada de EL NOMBRE DEL VIENTO

¿Cómo describir este libro sin utilizar los estereotipos de espectacular, asombroso, genial u obra maestra? Porque todos esos estereotipos aplican al libro de la mejor manera. El nombre del viento es una obra maestra que deja una marca tanto en la literatura juvenil como en tu vida; es un libro asombroso, espectacular y genial que merece ser leído por todo aquel que ame leer; es el libro que no se debe dejar en un rincón de la biblioteca a que acumule polvo, sino que debe ser disfrutado desde la primera palabra hasta el punto final.

La primera vez que vi el libro fue cuando estaba nuevo en la librería, me llamó mucho la sinopsis y no dude en comprarlo; pero no fue hasta tiempo después -poco menos de 4 años- que lo tomé en mis manos dispuesta a leerlo de cabo a rabo. Lamento profundamente no haberlo hecho en cuanto el libro se posó en mi biblioteca.

El protagonista de la historia es Kvothe (pronunciado como Cuouz) que ha adoptado el nombre de Kote (pronunciado como Kote) para pasar desapercibido por su pasado y que se conforma con llevar La Roca Guía, una posada a las afueras de una ciudad. Allí se encarga de escuchar las historias que cuenta un lugareño y de atender a los cinco únicos clientes que siempre tiene; todo normal, hasta que llega a su vida Cronista, un viajero que se encarga de recoger historias, con él Kote ve la oportunidad de contar su historia: sobre la troupe en la que nació, sus años perdidos, sus primeros pasos en la Universidad, su amor por una mujer y sus maravillosas aventuras.

El libro primeramente se encuentra contado en tercera persona, hasta que Kote decide contar su historia y pasa a ser narrado en primera persona, acercándonos más al protagonista al tener de primera mano sus pensamientos y sentimientos. Así nos damos cuenta de que Kvothe es un hombre sagaz, amante del conocimiento, un poco tímido con las mujeres, con dotes para la actuación y un músico excelente.

Pasando a los personajes secundarios puedo decir de Cronista que le apasiona la recopilación de historias y tiene miedo a los demonios -como es normal-, tiene mala suerte en los caminos y cuenta con una forma de escribir propia. Pero de Bast, puedo decir poco o nada, no se profundiza mucho en él y con la escena final te dan ganas de incursionarte en la lectura de El temor de un hombre sabio sólo para saber más de él, y obviamente de Kvothe.

Esta primera parte se centra en la historia de la niñez de Kvothe hasta la mitad de la vida en la Universidad, suena poco tiempo, unos 15 años, pero en esos años -sobretodo en los 4 últimos- la vida de este grandioso hombre cambia drásticamente en varias ocasiones. Hubo partes bastante pesadas donde se me fueron varias horas más de las esperadas, pero también encontré partes fluidas y divertidas lo que convirtió horas en minutos. La prosa de Rothfuss es fluida, los diálogos son precisos y el uso de metáforas el adecuado para no aburrir ni tampoco para que brillen por su ausencia.

Puedo asegurar que en cuanto leas los primeros capítulos quedarás atrapado en la trama y no podrás soltarlo hasta el final, que es lo suficientemente abierto como podría ser la historia de un día, y que además te hará fan de la saga sin llegar a considerarlo. Es un libro que recomiendo para todas las edades, se ve largo pero en cuanto lo inicias lo terminas sin darte cuenta.

En resumen, El nombre del viento es un libro que debería estar en tu estantería junto a El señor de los anillos de J. R. R. Tolkien y la saga de Canción de Hielo y Fuego de George R. R. Martin; y junto a libros actuales como la saga de Harry Potter de J. K. Rowling.

Escrita hace 9 años · 5 puntos con 2 votos · @Lunatica le ha puesto un 10 ·

Comentarios