PLACERES PROHIBIDOS (POR RAZONES IDIOMÁTICAS) por EKELEDUDU

Portada de LITERATURA FINLANDESA

Debido a que, en un banquete ofrecido a los dioses, un rey llamado Tántalo incluyó a su propio hijo entre los manjares, los dioses lo condenaron, cuando murió, a padecer hambre y sed eternas, viendo agua y árboles cargados de frutas que se alejaban del desdichado cuando él avanzaba hacia ellos. Y esta referencia mitológica viene de perlas para presentar al libro que nos ocupa ahora, también él una especie de deidad que nos despierta ansias que, para algunos de nosotros, serán muy difíciles, si no imposibles de satisfacer. En efecto, las posibilidades de que la amplia mayoría de lectores hispanoparlantes dominen además la lengua finesa, me temo, son remotas. Y en LITERATURA FINLANDESA se citan autores y obras que parecen muy interesantes, pero no todas éstas están traducidas al castellano; las que sí lo están, aparecen catalogadas en las páginas finales. Precisamente fue este libro el que me impulsó a tratar de conseguir algunas de ellas, y de a poco iremos reseñándolas a medida que vayamos encontrándolas y leyéndolas, pero me pareció interesante, para comenzar, hablar un poco de la obra que despertó ese interés, ya que dudo realmente de que incluso los autores finlandeses que cuentan con obras traducidas al español sean conocidos por el gran público. La excepción a esta regla, por supuesto, vendría a ser Mika Waltari, el autor de SINHUÉ EL EGIPCIO, EL ETRUSCO, MARCO EL ROMANO y tantas otras obras fácilmente conseguibles entre los lectores hispanoparlantes. El Kalevala es infinitamente menos popular, pero al menos unos cuantos jóvenes y no tan jóvenes saben de su existencia porque fue el libro que inspiró TALES OF THE THOUSAND LAKES, un disco de la banda finlandesa Amorphis que representó un hito en su trayectoria. Con un poco de suerte, puede que algunos sepan también que Johan Ludvig Runeberg es el poeta nacional de Finlandia y el autor de la letra del Himno Nacional de ese país, o que Frans Eemil Sillanpää es, hasta la fecha, el único autor finlandés galardonado con el Nobel de Literatura. En algunos países (Argentina no sería el caso) puede que sea conocida también Tove Jansson por sus libros para niños acerca de la familia Moomin.Y creo que los conocimientos de la mayoría sobre este tema terminarán aquí. Es más, los míos, hasta leer LITERATURA FINLANDESA, ni siquiera incluían a Sillanpää...

Kai Laitinen, coherentemente, sigue un orden cronológico al resumir la historia de la Literatura de ese país, desde sus orígenes hasta el siglo XX. Al remontarse a la antigua poesía popular -de tradición oral en un principio- resuelve finalmente la cuestión de la autoría del KALEVALA y el KANTELETAR (este último abre la lista de las joyas literarias finlandesas no traducidas al castellano) argumentando, con lógica, que Lönnrot no se limitó simplemente a recopilar poemas, sino que los modificó a gusto (aunque en las páginas preliminares de la edición del Kalevala de Alianza Tres se exponía que los cambios eran relativamente pocos, al menos comparados con los efectuados por el poeta James Macpherson en la supuesta traducción de los poemas del bardo Ossian) y por lo tanto, cabe señalarlo como autor de la obra. Nos habla además de los antiguos bardos que, hasta fines del siglo XIX, cantaban estos poetas en toda Finlandia al son del kantele, especie de cítara típica de ese país; y no puedo dejar de destacar el profundo impacto que me causó la fotografía de uno de los últimos exponentes de esta tradición, el ciego Miihkali Perttunen, que despierta la sensación de estar contemplando a un personaje salido de tiempos muy remotos.

Más adelante, Laitinen nos hace testigos de las sucesivas etapas en la evolución de la literatura finesa: la época de la poesía culta, la Ilustración, el realismo, el neorromanticismo nacional y otras. Durante el recorrido surgen los nombres de algunos de los máximos exponentes de las letras finesas, como Aleksis Kivi, del que se nos dice que "humor, realismo y fantasía" se conjugan en una obra suya que se consigue en nuestro idioma bajo el título de LOS SIETE HERMANOS; la dramaturga Minna Canth. muchas de cuyas obras denuncian injusticias sociales; Ilmari Kianto, que retrató la pobreza rural de su país; cómo no, Sillanpää, y su manera tan particular de apreciar las relaciones entre el hombre y la Naturaleza; P. Mustapää y la peculiar amalgama de su poesía; el preciosista Kaarlo Sarkia; Hella Wuolijoki y su saga de los Niskavuori; Juha Mannerkorpi, cuyas obras enseñan a "vencer la enfermedad por medio del arte y el humor negro"; Hannu Salama, cuya lucha por la libertad de expresión le valió ser llevado a un juicio al parecer muy ridículo; Eino Säisä , que describió la vida rural de la posguerra; Leena Krohn, cuyas obras están vinculadas a la ciencia ficción, y muchos otros.

De más está decirlo, los informes sobre cada escritor son muy escuetos, a algunos simplemente se los nombra y, obviamente, no todos serían del agrado de cada lector (en mi caso evitaría lo mismo a dramaturgos que a poetas); pero lo que se dice basta para despertar curiosidad y para deplorar que tan pocas de estas obras estén traducidas a nuestro idioma. Sí, quizás algunas estén sobrevaloradas o sean intrascendentes; lástima que sí están traducidas otras obras (de cualquier nacionalidad) a las que sólo les cabe el chocante apelativo de bodrios...

Escrita hace 9 años · 4.5 puntos con 2 votos · @EKELEDUDU le ha puesto un 10 ·

Comentarios