SHERINGHAM: FINO MACHISTA, ELEGANTE ANTISEMITA por Quino

Portada de EL MISTERIO DE LAYTON COURT

No es que el libro sea aburrido, pues la trama es ligera y se lee rápido, si bien es tan ligera que a uno le falta "carne" conforme vamos pasando las páginas. Es entretenido, a veces provoca una sonrisa, al principio consigue que la historia te atrape (solo la primera mitad), pero tiene fallos. Adolece de tres achaques, y está grave. Uno es imperdonable en la literatura de misterio: es muy predecible. Creo que cualquiera se puede imaginar quién es el culpable del crimen poco más allá de la mitad del libro y lo que es peor...por qué lo hizo.
Los otros dos achaques no sé si son imperdonables en la literatura, ya sea o no de misterio, pero para mis principios y creencias sí que lo son: El divertido "héroe" detectivesco Sheringham que con este libro empieza una serie de misterios en la carrera de Mr. Berkeley Cox es machista y antisemita, dos cosas con las que hoy día es difícil que el lector simpatice, afortunadamente. A mí esos comentarios que hace Sheringham (descrito demasiado con demasiada simpatía por el autor y muy parecido a él mismo como para considerar dichos comentarios una ironía) sobre "como hacen las mujeres" y la función que les otorga en la novela solo me sirven para darme cuenta de que sí que hemos avanzado y ya a nadie se le ocurriría describir a sus personajes femeninos de esa manera tan pacata.
Y sobre este comentario de Sheringham no tengo nada que decir: "No recobró la capacidad de pensar con coherencia hasta que la necesidad de dar cuenta de un enorme plato de ciruelas y pudin de tapioca, las dos cosas aparte de los judíos que más odiaba en el mundo, empezó a imponerse en su conciencia". Hacía tiempo que no se me aparecía semejante declaración de odio visceral a otra etnia, la verdad, y me sentí muy decepcionado de que viniera de parte de este detective de tres a cuarto. No entiendo como una editorial de tanta calidad como esta publica esta serie a bombo y platillo... Quiero pensar que el lector moderno ve a Sheringham como antihéroe, como un tipo desgraciado y obsoleto, con ese tono prepotente hacia la mujer y esa agresividad hacia el judío.

Escrita hace 9 años · 3.7 puntos con 3 votos · @Quino no lo ha votado ·

Comentarios