ACORDAOS DE MIRAR A LA LUNA EN PAREJA. por arspr

Portada de MOMO

Como muchos niños de mi generación llegué a Momo en su momento tras la lectura de ese inmenso derroche de fantasía que fue, ha sido y será La Historia Interminable. Y en su momento, y en comparación con el primero, Momo me pareció en cierta forma, (y en la manera en que un niño puede hacer una crítica "literaria"), un libro menor. Divertido, sí, original, también, pero es que Atreyu era mucho Atreyu...

Pero el tiempo pasa, y uno se convierte en ex-niño, ex-adolescente, ex-... y de repente empiezas a recordar que Momo parecía tener muchas más connotaciones de las que en su momento disfrutaste. Así pues, por diversos motivos, me apeteció una relectura del libro.

Y entonces qué más decir. Con la boca abierta me he quedado. Realmente buenísimo. Una historia con una pedagogía espectacular, toda la profundidad que quieras (o que puedas), apta tanto para niños con sus tres imágenes claras (aprende a escuchar, no seas materialista, aventurilla variada y personajes cariñosos), como para adolescentes (¿sabes jugar y valorar lo serio que es el juego?) o adultos (las reflexiones sobre nuestra acelerada vida para al final no hacer nada son realmente desasosegantes). Y desde luego no es fácil dotar de tantas capas a un libro sin que chirríen como una carraca.

Y además con pinceladas de la imaginación "Made in Ende" y momentos poéticos francamente buenos teniendo en cuenta que su público principal son los niños (el germen de Jojó sigue siendo maravilloso).

Una gran obra (¡¡¡de hace ya casi 40 años!!!) que no se lleva un 10, porque al final no supo como cerrarla de forma que la aventurilla de Momo también tuviese más significado en sí misma, (con lo realmente bueno hay que ser exigente para alcanzar la excelencia), que si no...

Escrita hace 9 años · 4.3 puntos con 6 votos · @arspr le ha puesto un 9 ·

Comentarios