Y TÚ, ¿QUÉ HABRÍAS HECHO? por María_Colmenar

Portada de LA GORRA O EL PRECIO DE LA VIDA

En el epílogo, el autor nos confiesa su deseo de : "desafiar esa mentalidad que establece normas eternas, inmunes a toda crítica y validas en cualquier época o circunstancia. Dicho con palabras más sencillas: ¿Es lícito juzgar acciones que pertenecen al la época de la oscuridad con los criterios de la época de la luz?" y yo a esta añadiría: ¿Es razonable juzgar las acciones del pasado desde una mentalidad del presente?.rnPuede que en esta obra encontremos episodios que aborrezcamos, tal vez comprendamos otros muchos de ellos, pero … la gran pregunta es: ¿QUÉ HABRÍAS HECHO TÚ? Es una pregunta que jamás obtendrá respuesta porque, esperemos, nadie tenga que volver a pasar por algo semejante.rnTras esta reflexión, he de decir que la lectura de la novela se me ha hecho un poco pesada en los capítulos en los que se refiere a su vida posterior al Holocausto: en muchos casos son recopilaciones de vivencias amorosas, matrimonios y datos de la vida laboral y sentimental del autor.rnPERO, merece la pena continuar leyendo a pesar de estos tediosos capítulos, ya que la manera de narrar los 5 años vividos durante la guerra es asombrosa y admirable.rnPara finalizar, me gustaría recalcar la confesión de Roman Frister de considerarse "uno de los afortunados a los que la pesadilla del Holocausto no les persigue continuamente". Es muy probable que el lo crea así, pero lleva consigo la pesada carga de creer haber entregado a sus padres a la muerte. Seguramente, y a pesar de toda la entereza que demuestra, no sea la única carga que lleva sobre sus hombros.

Escrita hace 9 años · 3.5 puntos con 2 votos · @María_Colmenar le ha puesto un 7 ·

Comentarios