EXCELENTE SÍNTESIS DE LAS ANTIGUAS CREENCIAS ESCANDINAVAS por EKELEDUDU

Portada de MITOLOGÍA NÓRDICA

Como sobre cualquier otro tema, hay muchos libros sobre mitología nórdica, de buena o mala calidad, y entre los que son buenos, recomendables por distintos motivos. Ya comentamos en otra ocasión qué tiene a su favor VIKINGOS:DIOSES Y HÉROES, de Morgan J. Roberts, y ahora es el turno de un librito mucho más modesto en lo que a presentación se refiere. Formato pequeño, la figura de la proa de un drakkar vikingo ilustrando la tapa, muy pocas imágenes en su interior y todas ellas en blanco y negro. Podríamos decir también que es menos poético y más conciso en su texto. Pero también podríamos decir que es, a su manera, más completo.

No difiere mucho esencialmente de la obra de Roberts en lo que hace a la descripción de los dioses nórdicos. No añade mucho más, ni resta mucho más, a lo que ya sabemos de las aventuras de Odín, Thor, Balder, el ambiguo Loki o las Valquirias, aunque sí aporta datos referentes a los respectivos cultos de esas deidades. Pero en lo que la obra de Meunier se muestra superior a la de Roberts es en proporcionar información y conceptos nuevos como el del "Macht", que seguramente haría las delicias de George Lucas y los fanáticos de Star Wars porque recuerda al de "la Fuerza" de la famosa saga, y parece estar presente, por supuesto bajo otros nombres, en muchos cultos primitivos; o el de la filgia, esa especie de otro yo que, a veces bajo la forma de un animal, algunos hombres podían supuestamente liberar en estado de trance.

Meunier también dedica capítulos especiales a la hechicería, la adivinación, a ciertas operaciones mágicas en particular. Vemos cómo en la actualidad subsisten reminiscencias de las creencias, costumbres y ceremoniales de los antiguos nórdicos, como en lo referente a la elección del Rey y la Reina de Mayo, algo que a muchos de nosotros no nos dice nada o con lo que no estamos familiarizados, pero que menciona una frondosa literatura concerniente a mitos y rituales europeos; o en la palabra inglesa Nightmare, "pesadilla" que remite a un espíritu que atormenta a los hombres durante el sueño.

El autor también dedica un poco más de atención que Roberts a los espíritus elementales como nixes, silfos, enanos y demás, de los que trata en un capítulo especial.

Cierra el libro un informe sobre el antiguo templo germánico y de las imágenes de los dioses, o al menos sobre lo que se sabe del tema. Y por cierto, hago mías las palabras que concluyen la obra: "Los mitos nórdicos, acaso la última voz del paganismo, se esfumaron como el poder de Odín se esfumó ante Fenris. Sus creencias, que hoy quedaron reducidas a elegía del coraje y la fuerza física, fueron alguna vez una forma de vida dura y severa, la única forma de vida posible. Mucho mejor es conocerla que ignorarla".

Escrita hace 10 años · 5 puntos con 1 voto · @EKELEDUDU le ha puesto un 10 ·

Comentarios