UN COMPENDIO UPIROLÓGICO Y ALGO MÁS por EKELEDUDU

Portada de VAMPIROS

El término "vampiro" engloba hoy personajes de la literatura y el cine muy disímiles. Muy poco parecen tener que ver el Nosferatu de Murnau con el elegante y cínico Lestat de las novelas de Anne Rice y aún menos con Edward Cullen, de la exitosa saga creada por Stephenie Meyer. Sin embargo, la diversidad en lo referente a los vampiros viene de antaño, como aprenderá, si todavía no lo sabe, quien lea este librito. Efectivamente, si bien los encontramos en todas las culturas, no hay un único e invariable mito del vampiro, sino que cada pueblo lo imaginó a su gusto.

VAMPIROS, libro tan breve como conciso, pertenece ala Colección Otra Dimensión, de Plaza Dorrego Editores. No es fácil de conseguir, vale la pena aclararlo, pero tuvo distribución al menos en México aparte de Argentina. En cierto modo es de lo mejor que leí sobre el tema, por ponerlo relativamente al día y por evitar reiteraciones necesarias. Ello se debe sin duda a que, quizás para abaratar costos, el contenido fue dividido sistemáticamente en varias partes, tan lacónicas como pueden serlo y que no se permiten irse por las ramas.

Así, tenemos en primer término "Orígenes y generalidades", sobre el que no abundaremos en aclaraciones porque consideramos que su título lo dice todo; "El dictionnaire infernal", que nos comenta varios casos vampíricos reputados como tales por diversos documentos, pero que son producto de exageraciones y fantasías; "Casos reales de vampirismo", que compendia hechos espeluznantes protegonizados por personas aficionadas a beber sangre y otros hobbies igualmente macabros, como por ejemplo la carrera criminal de Jeffrey Dahmer, "el carnicero de Milwakee". "El vampiro más famoso" se ocupa del Drácula de ficción y del real; "La enfermedad del vampiro intenta aportar una explicación razonable a la razón de ser del mito; Cronología del vampiro" resume los principales puntos de interés sobre el tema hasta el año 2001; y "Breve enciclopedia de vampiros" nos trae las principales varientes del vampiro típico, como las antiguas lamias grecorromanas, los "jikininki" japoneses o el "upir" ucraniano. ¿Le basta al lector para empezar? ¿Conoce quizás algún otro texto sobre el tema que supere a éste? Tal vez, pero creo que éste sirve a modo de inicio. Decida cada uno por sí mismo si está de acuerdo con tal veredicto.

Escrita hace 9 años · 0 votos · @EKELEDUDU le ha puesto un 9 ·

Comentarios