DESEO FERVOROSO DE SER UN BRUTO ILETRADO por arspr

Portada de EL TÚNEL

Nunca he deseado más, estar confundido que tras mi apreciación de este libro. Todo el mundo opina que es una obra maestra y a mí me ha parecido malo per se y además deleznable y reprobable. Es decir, supongo que debo ser yo el que no se ha enterado de nada y no ha interpretado correctamente lo leído.

Primero expondré la crítica, (mi crítica), lo más asépticamente posible. Después indicaré por qué he aborrecido el libro.

El texto es básicamente la narración autobiográfica de un perturbado, obsesivo, posesivo, hiperceloso y machista, en una historia de "antirrazonamiento" en que acaba justificando el asesinato de su pareja porque no consigue llegar a apreciar que sea totalmente "suya". Vamos, la quintaesencia de la tan manida violencia de género actualmente tan en boga. Perfecto, hasta aquí ningún problema, el libro es desagradable pero tratando de este tema no tiene por qué ser un camino de rosas. El problema que yo he encontrado en este aspecto es que, salvo la descripción de sus razonamientos, los sucesos y personajes que sustentan la trama son absolutamente increíbles. Lo bueno, simplemente lo corto que es el libro…

Y ahora la parte personal que me lleva a calificar el libro de deleznable y de apología de lo injustificable.

El problema es que toda la narración tiene un tufo insoportable a "Es que yo soy artista y son mis demonios personales los que me hacen ser así. El ARTE es así, nos atrapa y nos hace hipersensibles y desequilibrados. Es el precio a pagar por ser tan grandioso". Esto es simplemente intragable e injustificable. Me dan ganas de vomitar. Lo siento, por ahí no paso. Además todo narrado de forma extremadamente pedante repitiendo una y otra vez el típico lugar común de "Belleza-tan-Sublime-que-Duele". Dos simples ejemplos: 1º) al inicio, el personaje, que es pintor, se enamora de su víctima porque es la única que se ha fijado en una ventana en una esquina de un cuadro que para él es lo único importante del mismo… y 2º) transcripción literal de un pasaje (y como este hay varios): "¡Dios mío, si era para desconsolarse por la naturaleza humana, al pensar que entre ciertos instantes de Brahms y una cloaca hay ocultos y tenebrosos pasajes subterráneos!"

Lo dicho me reafirmo en que ojalá lo que ha ocurrido es que no me he enterado de nada…

Escrita hace 10 años · 3 puntos con 4 votos · @arspr le ha puesto un 1 ·

Comentarios

@dlg87 hace 9 años

Iba a escribir una reseña pero he leído la tuya y la verdad, se me han quitado las ganas, me veo incapaz de poner verde este libro sin sentirme acomplejado por tu magnífica recesión del Túnel. También a mí me sorprende su cartel de "Obra maestra". Me lo leí en un día y no me gustó nada de nada, pero siempre me he dicho que quizá no lo entendí... aunque al ver que no soy sólo yo me quedo más tranquilo. Alguna vez volveré a la biblioteca y lo cogeré por banda a ver si con una segunda o tercera lectura comprendo mejor el libro. Saludos!

@Nastenka hace 9 años

Acabo de terminar... "El túnel" de Sábato y de leer tu consecuente reseña y al llegar al final de ella, me ha surgido una pregunta, arspr... ¿tú no tienes ningún oculto y tenebroso pasaje subterráneo?

Porque yo hago mía esa frase de Castel; “en todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida”.

Y me parece que Sábato logra expresar sentimientos, pensamientos y acciones(estas las que menos) con maestría.
Buscando un poco sobre su vida, este señor murió a los 99 años, resulta más que curioso cuando según él intentó suicidarse dos veces..
En una entrevista dijo; "Me salvó el arte y por eso mi arte es trágico" y a mí su arte trágico no me resulta ni intragable ni injustificable, quizá sí algo difícil de digerir, pero eso no es algo desdeñable... más bien todo lo contrario..

@salakov hace 9 años

No sé, 'arspr', me parece curiosa tu vehemente crítica hacia esta —en mi opinión, excelente— novela. Un 1 me parece una exigua nota para el descenso a los infiernos de la mente perturbada y obsesiva de esta obra.

Claro que he visto que votaste "Una cuestión personal" de Oé, que es un descenso a los infiernos incluso mejor, más sórdido y crudo (y probablemente basado en su vida personal, ya que Oé tuvo un hijo disminuido), con otro exiguo 6. Y a mí me dejó pegado en el asiento, sin aliento.

Tal vez podemos concluir, 'arspr', que sencillamente a ti no te gustan los descensos a los infiernos.

¿No?

@arspr hace 9 años

@Nastenka. No te entiendo con lo de la pregunta de oscuro tenebroso pasaje. Por supuesto que en menor o mayor medida los tengo como cualquier persona. Pero esto no tiene que ver con que haga apología de él, que diga oye "¡Qué grandioso es que me domine XXXXXXXX, y me permita saltarme cualquier tipo de respeto a los demás!" (XXXXXXXX = arte según mi, potencialmente errónea, interpretación de "El túnel"). Es lo que digo que, posiblemente erróneamente, el libro me parece una apología intragable.

Ligándolo con otro libro de lectura reciente ("Clara y la Penumbra"), me parece que Sábato es la srta. Wood, y me da asco por ello, y yo soy Lothar Bosch.


@Salakov. Te confundes en que no me gustan los infiernos y los descensos al abismo. Me encantan. Pero lo que no puedo justificar es la apología que me parece, (insisto que probablemente erróneamente), que este libro hace (además de lo pedante que también me resultó).

Y en cuanto a "Una cuestión personal", por favor, léete mi reseña. Porque aquí la nota más baja se debe precisamente a que algunos de los demonios que aparecen en el susodicho infierno, son de cartón piedra y el paseo por el averno se convierte por ello en "El tren de la bruja" del Parque de Atracciones...

Es decir, y repitiéndome como el ajo. El problema no es el descenso al infierno de tal o cual personaje, (que muy bien podría ser yo mismo), sino que me dió la impresión de que el autor, es decir, Sábato, pretende justificar como GRANDIOSO dicho hecho en general, como aplicación genérica a todos. Y lo siento pero por ahí no paso.

@marbe hace 9 años

De momento no lo he terminado, estoy a más de la mitad, pero no veo que Sábato pretenda generalizar a todos la justificación de cometer un asesinato.

Aunque bueno, por curiosidad, veo que "Crimen y castigo " lo has votado con un tres, así que supongo que efectivamente este tipo de temáticas no es de tu estilo. ¿Qué novelas con descensos a los infiernos del protagonista te ha gustado?

@arspr hace 9 años

Pues por ejemplo, y literalmente además, el recientemente leído El Tercer Policía. De nuevo, con Crimen y Castigo, podeis leer el porqué de mi baja nota en mi breve reseña del libro. Básicamente me pareció mucha paja para tan poca chicha. Vaaaale el tío se arrepiente-se no arrepiente-no se aclara-se vuelve a liar consigo mismo-venga cuarto y mitad de remordimiento de garrafón... Ok, pero para eso, ¿todo ese tocho? ¿y además de la forma en que está escrito (o mejor dicho traducido)? No sé, no sé... debo efectivente ser muuuuuy pero que muy bruto.
.

@salakov hace 9 años

Pues a mí "Una cuestión personal" de Oé no me parece que proponga un descenso a los infiernos... ejem... ¿infantil? Todo lo contrario más bien, pero allá cada uno.

En cualquier caso, 'arspr', lo tuyo con los descensos a los infiernos literarios es un poco como aquel chiste que terminaba: «dime la verdad, tú no has venido a cazar osos».

Reconocer que te gusta, no sé, una literatura más ligera debería ser el primer paso. Y no pasa nada, en serio.

@arspr hace 9 años

@Sakalov. Igualmente con todo el cariño y respeto.

Simplemente me parece un pelín corta de miras la actitud de "hay grandes obras maestras intocables que todo el mundo ha de reverenciar. Y el que no lo hace es que lo único que puede leer es El código da Vinci o tebeos de Zipi y Zape"... (Por meter un poco más de mini-cizaña, siempre respetuosa, insisto, ¿cómo consideras en la supuesta escala de "grandeza" a "El tercer policía", a "El amor en los tiempos del cólera" o a "Gödel, Escher, Bach ..."?)

Yo no soy un troll que busque generar gresca por generar gresca. Pero simplemente no prejuzgo los libros ni en buenos ni en malos por mucho nombre histórico o número de clases de literatura en que se les mencione. Y si un libro me parece un truño pues lo digo y lo argumento lo mal o bien que soy capaz dentro de mis enormes limitaciones y desconocimiento.

Y el que se pique porque ese truño, (en mi parcialísima y corta opinión), se llame Jane Eyre y atente contra su religión o Dios bibliográfico, pues tiene 2 problemas: uno haberse ofendido tontamente y otro tener que desofenderse por su propio bien.

E igualmente le ocurre a quien se ofenda por mi alta nota a En el nombre del cerdo.

Yo no sé si soy ni muy listo ni muy tonto. Ni tampoco pretendo sentar ningún tipo de cátedra. Simplemente comento lo que los libros que leo me transmiten y me hacen sentir. Y posiblemente la mayor parte de las veces será erróneamente respecto a cualquier criterio estándar o académico. Pero no obstante lo hago por dos motivos: uno mero placer y otro por si hay algún otro colgao parecido a mí por ahí a quien esa breve nota le puede ser de una mínima utilidad.

@salakov hace 9 años

Supongo que tú —y todos— votamos según lo que los libros nos transmiten o nos hagan sentir. Y creo que pocos piensen en estándares académicos a la hora de emitir sus filias y sus fobias.

Yo mismo, siempre que la he emprendido con Faulkner me ha costado horrores y me he quedado con la sensación de que se me escapaba algo. Y hay por ahí otros clásicos ("El almuerzo desnudo" de Burroughs, "El camino" de Kerouac, "La conjura de los necios" de Kennedy Toole, "La invención de Morel" de Bioy Casares...) que me gustaron poco o nada, y me parecen claramente sobrevalorados.

No obstante, 'arspr', si de descensos a los infiernos mentales hablamos... tanto esta obra "El túnel" de Sábato, como "Una cuestión personal" de Oé... o "El lobo estepario" de Hesse —he visitado tus votos—, me parecen incontestables. Difícilmente de valorar por debajo del Notable ninguna de ellas. Sin tecnicismo ni academicismos.

Por eso digo que, más allá de tus gustos, probablemente es que no te guste la Literatura cuando, en mi opinión, más merece llevar ese nombre y esa "L" mayúscula: cuando es introspectiva, profunda, sincera y descarnada.

Y eso.

@Guille hace 6 años

No tengo dudas acerca de tu criterio a la hora de valorar una novela pero, aun sabiendo que podemos perfectamente disentir en muchas de esas valoraciones, la impresión que me ha dado leyéndote es que has arremetido contra una novela repugnante cuando en realidad es una novela sobre alguien repugnante.

En primer lugar, el hecho de elegir a un artista pienso que está justificado por la necesidad esencial (o existencial, si quieres) que tienen los artistas de comunicar, de mostrar su mundo al mundo. De hecho, según he leído en el prólogo que el propio autor hace en mi edición, este era el planteamiento inicial de la obra: la imposibilidad de lograr una comunicación plena con nuestros semejantes.

Después la escritura le llevó por otros derroteros, de tal forma que la novela terminó siendo la historia de una obsesión. Y a este respecto no creo que Sabato haga apología de lo injustificable sino todo lo contrario. El personaje llega a ser tan repulsivo que difícilmente puede ser base para justificar nada, además de que hay pistas suficientes en el texto para no tomarlo en serio y hacernos dudar de todo lo que nos va contando: su más que deficiente capacidad de deducción, sus patéticas interpretaciones de la realidad, sus contradicciones, sus continuos problemas de memoria que, unido a su vanidad, nos deben hacer pensar que solo nos comunica aquello que cree favorable a su tesis, y ni aun en esto acierta.

Tampoco estoy de acuerdo contigo cuando calificas de increíbles los sucesos y los personajes. A mí me parece que describe de una forma magnífica y clara cuál puede ser el funcionamiento de la mente de esas personas capaces de matar lo que más aman (no quiero entrar en la discusión de si en realidad aman o no porque nadie puede saber qué y cómo siente nadie aparte de uno mismo y hasta esto con cierta dificultad). Me parece impecable como la evolución del personaje nos va guiando por la construcción de ese túnel (otro túnel distinto al descrito en el texto como metáfora de la incomunicación) en el que se van hundiendo estos individuos, y como los tornados de sus inseguridades, de sus miedos, de sus celos, de sus miserias como ser humano los van llevando en volandas a través de ése túnel a un desenlace horrendo, un desenlace que una vez perpetrado es capaz de romper el propio túnel que los rodea enfrentándolos a la magnitud atroz de lo que acaban de cometer y arrastrándoles en muchos casos al suicidio… aunque no siempre, Castel es un ejemplo de ello.

Pero en una cosa sí te doy la razón. Que hay frases desafortunadas, yo también lo creo, incluso cursis, como aquella de María: Vivir consiste en construir futuros recuerdos.

@arspr hace 6 años

Poco puedo rebatirte o no porque ya no me acuerdo un pimiento de esta novela. (Afortunadamente).

Pero insisto mi problema con ella no fue que tratara sobre alguien repugnante... No me asusta, ni desagrada, asomarme al lado oscuro, ni mucho menos. Es que simplemente me pareció apología de la pedantería y además JUSTIFICACIÓN de ese ser repugnante basada en ella. No meramente una descripción de dicha persona, (incluso con parte de empatía por aquello de siempre ponerse los zapatos de los demás para comprender cómo actúan), sino directamente "ponerse de su parte" (simplificadamente se entiende) y defenderla porque a fin de cuentas Sábato también era "artista" (o se consideraba así).

Insisto supongo que no me enteré de nada, pero desde luego de lo que *creí* enterarme me pareció una mierda pinchada en un palo además con alguna enfermedad contagiosa adicionada (así de llano, claro, contundente y zafio).

Pero vamos que respeto profundamente que el 99,99999999% de la población mundial la vote con un 10 y considere que soy un bruto iletrado como indico en el título de mi reseña. Pero igualmente considero que tengo todo el derecho a expresar mi opinión sin tapujos.

@Guille hace 6 años

Anda ya. No me seas coqueto. Ya te he echado suficientes flores, no me pidas más.